martes, julio 27, 2021

Interoperabilidad En Salud: Acceso, Seguridad Y Experiencia

El avance en la implementación de proyectos de interoperabilidad de Historia Clínica en Latinoamérica, ha transformado a la interoperabilidad en el eje de una discusión estratégica con miras al desarrollo y modernización de los sistemas sanitarios en los diferentes países de la región.

En los últimos años hemos visto el avance tecnológico en la implementación de diversos proyectos relacionados directamente con la interoperabilidad en salud, enfocados en las historias clínicas electrónicas. Es así como las diferentes estrategias de los distintos países de Latinoamérica han logrado enfocarse y posicionar la interoperabilidad como el pilar estratégico en las planificaciones, haciendo énfasis en el desarrollo y modernización de los sistemas sanitarios en todos los países de la región.

Uno de los casos es Perú, en donde a fines del 2020 se lanzó la Agenda Digital 2020 – 2025 con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se basa en el ecosistema de salud digital, su gobernanza y el despliegue a nivel nacional de la historia clínica electrónica y la telesalud. Por otro lado, Colombia anunció el Plan de Transformación Digital 2020-2022, en el que se definieron 17 iniciativas estratégicas, de las cuales 8 son parte del dominio de la interoperabilidad de la historia clínica.

También aparecen los casos de Ecuador, El Salvador y Chile, entre otros, que todavía se encuentran elaborando las Agendas de Salud Digital con foco en el 2030. Y aunque en estos países aún no se han definido los lineamientos en la materia, tenemos la convicción de que ante el aumento en la cobertura de implementación de la historia clínica, la interoperabilidad de las plataformas y la experiencia del paciente, serán fundamentales y cumplirán un rol estratégico en las agendas.

Los sistemas sanitarios de la región representan un ecosistema variado y diverso, con niveles de adopción y maduración diferentes. En algunos países encontramos redes y establecimientos de salud que aún funcionan con historias clínicas en papel; otros que son híbridos y están transitando desde el papel hacia la historia clínica digital; y por último, los más maduros, quienes han iniciado un proceso de innovación sobre la historia clínica digital ya en operación, avanzando hacia plataformas y sistemas que facilitan la interoperabilidad y portabilidad de las historias clínicas, soluciones de telemedicina integradas, seguimiento y monitoreo de pacientes crónicos, entre otros.

Hoy tenemos el desafío de acelerar la transformación cultural y digital del sector, que si bien el COVID-19 ha generado la necesidad de avanzar, esto no ha sido suficiente. En efecto, cuando hablamos del sector de salud no se hace referencia únicamente a médicos y pacientes, el ecosistema es bastante más grande y cuenta con la participación de diversos actores, abarcando también a quienes están involucrados desde el punto de vista de presupuestos, seguros e integración de lo público y lo privado.

En los próximos años, considerando la diversidad de Latinoamérica, es probable que sea necesario que convivan al mismo tiempo dos estrategias de modernización del sector: por un lado se requerirá continuar y aumentar la cobertura de la historia clínica digital, y por otro, en aquellos lugares en los que ya exista una base digital de registro, avanzar con la interoperabilidad. Ambos elementos como base para la innovación y apuntando siempre a mejorar el acceso, la seguridad y la experiencia en la atención clínica.

Por Andrés Segovia *

Director de desarrollo de negocios para el sector salud en Latinoamérica de InterSystems.

Fuente: eHealth Reporter

lunes, julio 26, 2021

Robot en miniatura guiado por imágenes ayuda en los procedimientos quirúrgicos

Una plataforma robótica en miniatura completamente desarrollada permite a los médicos continuar usando sus instrumentos quirúrgicos preferidos durante procedimientos no invasivos.

El Micromate de Sistemas Intervencionistas (iSYS; Kitzbühel, Austria) es un robot médico montado en una mesa para procedimientos intervencionistas que permite obtener imágenes de cuerpo completo en tiempo real de cualquier procedimiento que implique colocar o manipular instrumentos, con precisión submilimétrica. La solución de guía de instrumentos universal puede contener agujas pequeñas e instrumentos pesados con la misma precisión, y se puede utilizar con cualquier dispositivo de tomografía computarizada (TC) de haz cónico, Fluoro TC o fluoroscopio, lo que reduce el tiempo de intervención hasta en un 66% y el tiempo de alineación en hasta un 27%.

El robot puede sostener instrumentos de hasta dos kg sin interrumpir el movimiento, mientras que el brazo de posicionamiento puede soportar hasta cinco kg sin deslizamiento, incluso cuando está completamente extendido. Las alineaciones se pueden realizar manualmente, usando un joystick, o automáticamente a un plan quirúrgico predefinido. El efector final universal y la aguja y la guía de herramientas y la plataforma central se pueden utilizar en múltiples disciplinas clínicas, guiando instrumentos con diferentes geometrías sin la necesidad de personalización o restricción de la práctica del cirujano.

“Creemos firmemente en las imágenes en vivo, y Micromate es la única plataforma robótica disponible que se puede usar dentro del pórtico, al tiempo que aborda las limitaciones relacionadas con la practicidad y el costo”, dijo Michael Vogele, director ejecutivo de iSYS. “Su perfecta integración en el flujo de trabajo clínico permite que el cirujano ejecute y controle las tareas clínicas mientras se asegura de que la plataforma mantiene una trayectoria segura y confiable”.

“Micromate es muy pequeño, muy cómodo de usar, tiene suficiente espacio para colocarlo sobre el paciente; y, por otro lado, es un sistema muy exacto”, dijo Gerlig Widmann, MD, de Tirol Kliniken (Innsbruck; Austria). “Es un sistema muy intuitivo y ayuda a realizar procedimientos esterotácticos apoyados por un robot en la suite de angio y TC, como biopsias, ablaciones y punciones endofugas, donde se necesita alta exactitud y confiabilidad”.

Enlace relacionado: Sistemas Intervencionistas


Por el equipo editorial de HospiMedica en español

 

Fuente: HospiMedica

jueves, julio 22, 2021

Hacia una trazabilidad completa del instrumental quirúrgico

Existe un escenario en el que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) pueden ayudar y mucho. Y es en el seguimiento y la gestión del ciclo de vida del instrumental médico y quirúrgico de centros de salud y hospitales. Algo que resulta central tanto para el aspecto médico como para el económico de las instituciones. De este modo, se ahorra dinero, se optimizan procesos y, sobre todo, se aumenta la calidad prestacional, soslayando enfermedades.

Telemedicina – Salud en línea conversó en exclusiva con tres responsables de diversas instituciones de Salud argentinas: Mauro Vega, jefe de Sistemas en Hospital de Alta Complejidad en Red “El Cruce” Dr. Néstor Carlos Kirchner; Nicolás Passadore, jefe del Departamento de Informática en Salud (DIS) del Grupo CEMICO de Neuquén; y Marité Miranda, farmacéutica especialista en esterilización y coordinadora de la Comisión de Esterilización y Productos Médicos para la dirección Provincial de Farmacología y Normatización de Drogas, Medicamentos e Insumos Sanitarios, del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes del gobierno de Mendoza; quienes dieron respuestas a interrogantes tan elementales como trascendentales acerca de las estrategias implementadas, el rol de las nuevas tecnologías y los desafíos que enfrentan.

La obtención de información rápida y segura sobre la vida de un instrumental se facilita al tener una trazabilidad informatizada y en tiempo real, es decir, poder realizar el seguimiento del producto en cada una de sus etapas. Y esto porque la digitalización de los datos, su procesamiento y almacenamiento, logra transformarlos en información clave para el control de los insumos; y así conocer extravíos, roturas, necesidad de reposición, etc de cualquier producto médico-, además de permitir la toma de decisiones en tiempo y forma.

Debe y haber. El Hospital El Cruce realiza un seguimiento de los insumos mediante un sistema de terceros que etiqueta cajas, pero no posee una trazabilidad completa del instrumental médico. Como esto no es suficiente, están en plena evaluación del estado de situación junto al proveedor B. Braun, a fin de poder definir cuál sería la solución más adecuada e incorporarla.

Jefe de Sistemas del Hospital de Alta Complejidad en Red “El Cruce”, Dr. Néstor Carlos Kirchner

“Al no tener una trazabilidad completa entre quirófano y esterilización, buscamos opciones del mercado para incorporar un sistema de punta a punta que nos permita unificar el proceso con nuevas tecnologías”, admitió Vega sobre el camino que los condujo a encarar esta búsqueda y mejora de la gestión

En Mendoza existen políticas públicas desplegadas en este sentido y se creó -por decisión ministerial- una Comisión permanente de Esterilización en la que entidades públicas y privadas bregan por conseguir “la máxima seguridad del paciente, con una óptima calidad en los conocimientos asociados al reprocesamiento y esterilización de productos médicos”, repasó Miranda sobre una iniciativa que se concentra en los procesos productivos y en la preparación de material estéril para uso clínico.

“En el campo de la esterilización, la trazabilidad consiste en lograr un control integral del producto a lo largo de todas las fases del proceso; pretende reconstruir en sentido inverso el historial de un objeto desde el momento en que fue usado en un determinado paciente hasta el momento en que anteriormente se recibió sucio en la Central de Esterilización u otro lugar”, explicó Miranda.

A su turno, Passadore de CEMICO en Neuquén contó que están “focalizados” en varios proyectos que involucran la trazabilidad, entre los que se encuentra el instrumental médico, aunque “aún no hemos llegado hasta ese punto dentro de la línea de planificación”, dijo y agregó que la solución planteada fue diseñada por ellos mismos y que apunta a resolver, en principio, la trazabilidad interna.

Jefe del Departamento de Informática en Salud (DIS) del Grupo CEMICO

Sucede que el proyecto que llevan adelante en Neuquén contempla la “necesidad de modificar ciertos procesos internos porque insta a marcar el instrumental médico con etiquetas generadas por el sistema de gestión hospitalario (HIS, por sus siglas en inglés), para identificar de forma precisa cada elemento y llevar adelante el control de inventario y mantenimiento preventivo”.

“Este tipo de iniciativas, no obstante, deben contemplar también necesidades externas que, seguramente será el futuro del seguimiento de este tipo de materiales”, adelantó Passadore.

El aporte tecnológico. A los ojos de Vega, las TICs tienen un rol “muy importante” en esta práctica dado que además del software también involucran, por ejemplo, el uso de tecnologías de QR, que permiten grabar al instrumental directamente, y que facilitan la realización de una trazabilidad completa, que va desde el uso, el lavado, la esterilización y que llega hasta la reutilización optimizada. “Pero que además se trata de gestionar el tiempo, dado que la correcta ubicación del instrumental adecuado facilita la respuesta médica en la urgencia”, resumió el ejecutivo.

La de la Comisión en Mendoza, a su vez, es una tarea que se sustenta en la posibilidad de contar con un espacio físico acorde, con recursos humanos y técnicos específicos, y procedimientos claros porque, para Miranda, aunque ninguna de esas categorías “es más importante que la otra”, valoró “altamente recomendable” incorporar a las TICs como requisito de los sistemas de gestión de calidad.

Farmacéutica especialista en esterilización y coordinadora de la Comisión de Esterilización y Productos Médicos de Mendoza

“Además, representa un elemento de seguridad para el establecimiento sanitario al permitir la recuperación de los productos defectuosos susceptibles de presentar un riesgo, algo completamente necesario para evaluar los riesgos y vigilar las posibles Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS)”, agregó la funcionaria y subrayó que estas acciones redundan en calidad prestacional, beneficios y satisfacción para los pacientes, además del ahorro de costos y las mejoras operativas para las instituciones.

“Es necesario entender que los procesos quirúrgicos involucran mucho más que la cirugía en sí misma, ya que comienzan fuera de las organizaciones de salud”, consideró Passadore y justificó con ello la necesidad de “trabajar en sinergia” con los organismos nacionales e internacionales, para proteger a los pacientes y eventualmente detectar por ejemplo material defectuoso o falsificado. En ese sentido, utilizar las TICs “permite agregar valor a la cadena de trazado de materiales y la obtención de datos para una ubicación rápida y gestión eficiente del instrumental”, observó Passadore.

Los desafíos y las tendencias. “La trazabilidad presenta una solución a las nuevas necesidades de control, pero se necesitan cambios a nivel organización y de procesos. El uso de las tecnologías en este campo es lo que hace posible a la trazabilidad, pero la mirada no debe ser solo interna, sino también externa, dado que la cadena de distribución afecta a las organizaciones y su planificación”, evaluó Passadore e instó a “tener presente que la trazabilidad tiene como eje central la seguridad del paciente, por lo tanto, todos los eslabones de la cadena son importantes”.

En sintonía, Vega resumió que “más que preocupaciones o urgencias, se trata de la optimización de los procesos y los recursos, por la capacidad de reutilizar o dar el adecuado seguimiento del instrumental”, dijo y apuntó a que la tendencia va “claramente” a la utilización de la tecnología en todo ámbito médico, “aún más en un hospital que tiene una informatización casi del 100% de los recursos, como el nuestro”.

Miranda fue más allá de la propia experiencia mendocina al declarar que “debería ser un requisito solicitado en la normativa legal vigente”, dada la relevancia en materia de calidad prestacional y de gestión operativa que le imprime a la práctica médica.

Noelia Tellez Tejada

Fuente: Salud en Línea


miércoles, julio 21, 2021

Lanzan concurso de ideas para la sostenibilidad del Sistema de Salud

CAEME, la cámara que nuclea a los laboratorios farmacéuticos de innovación, lanzó 'Ideatón Salud', una propuesta para cocrear ideas y llevarlas a la acción, orientadas a contribuir a la sostenibilidad del sistema de salud en nuestro país a partir de los desafíos actuales y futuros, bajo el formato de un concurso que entrega hasta 2 millones de pesos en premios.

La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), que reúne a los laboratorios de innovación en Argentina, lanza el Ideatón Salud, un concurso de ideas que tiene como objetivo de estimular la cocreación y desarrollo de propuestas innovadoras para brindar soluciones a necesidades y problemas relacionados con la sostenibilidad financiera del sistema de salud argentino.

El propósito del Ideatón Salud, como concurso de ideas y proyectos, abierto y plural, es facilitar la interacción entre los diferentes actores del sector de la salud, incorporando nuevos referentes, en un espacio de diálogo amplio y de inclusión territorial. Bajo esta premisa, se buscará motivar la generación de soluciones y la elaboración de planes de trabajo entre los diferentes participantes.

Podrán ser parte de esta iniciativa, presentando propuestas, miembros de la comunidad académica y de los sistemas de innovación de todas las provincias del país, entidades del sector salud, organizaciones sociales, empresas públicas y privadas, interesados en poner a disposición su experiencia, conocimiento y habilidades para la resolución de los problemas planteados.

Los proyectos a trabajar girarán en torno a los siguientes ejes temáticos:

1. Generación de recursos. El sistema de salud requiere nuevas fuentes de recursos o de modulación del flujo de los actuales; nuevas formas de recaudación o la exploración de probables espacios fiscales. En este eje, los retos estarán orientados a pensar en nuevas fuentes de recursos, exploración de probables espacios fiscales y/o mejoras en la eficiencia de los procesos recaudatorios, para fortalecer la financiación del sistema de salud.

2. Gestión eficiente del gasto en salud. El sistema de salud requiere diferentes estrategias que permitan una mayor eficiencia del gasto en salud, entre otras: regulación de nuevas tecnologías, compras estratégicas, desarrollo de modalidades de contrato. En este eje, los retos estarán orientados a pensar estrategias vinculadas a la introducción de nuevas tecnologías, modalidades de compras y contratos, gestión de riesgos y big data.

3. Mejora de la eficiencia en la prestación de servicios. El sistema de salud se enfrenta al reto de garantizar la atención en salud con criterios de eficiencia, por lo que caben alternativas de innovación en torno a: uso de las TIC en la prestación de servicios, desarrollo de modelos de atención, entre otros. Algunos retos de este eje implican el desarrollo de modelos de atención y gestión más eficientes, uso de las TIC en la prestación de servicios de salud o el fortalecimiento de la telemedicina y otras prácticas basadas en tecnología, así como la implementación de la medicina de precisión y nuevas modalidades de pago.

4. Fortalecimiento de la salud pública. Para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema de salud es necesario contar con programas y acciones de salud pública que ofrezcan mejores rendimientos, a partir de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, lo que puede ayudar a un gasto más eficiente en el futuro. Es el caso del desarrollo de modelos de vigilancia epidemiológica y programas de detección y control que hagan un mayor uso de tecnologías, incluida la inteligencia artificial y la medicina de precisión. Esto implica pensar en temas como la atención primaria en Salud (APS), participación ciudadana, cobertura efectiva y gobernanza para la salud.

Los postulantes podrán inscribirse y presentar sus ideas hasta el 30 de agosto. Luego se iniciará un primer proceso de selección de ideas y a cada uno de los equipos preseleccionados se les asignará un tutor experto que trabajará junto a ellos para desarrollar el proyecto. Todo ese proceso de desarrollo y acompañamiento técnico se extenderá hasta el 12 de noviembre, fecha límite para presentar el proyecto final. A partir de allí, un comité de evaluación analizará las propuestas y seleccionará a los finalistas. Luego un jurado elegirá los trabajos ganadores. La premiación se realizará el 10 de diciembre de 2021. Se entregarán 2 millones de pesos en premios. La información detallada y las bases y condiciones podrán consultarse en la web ideatonsalud.ar

La evaluación de los trabajos estará a cargo de un comité de expertos que hará una valoración de las soluciones presentadas por los postulantes. Y todos los participantes recibirán, además del apoyo tutorial, información especializada en los ejes de trabajo, en la metodología de co-creación a través de una plataforma digital interactiva.

Este proyecto, que busca generar propuestas innovadoras a los desafíos que presenta el sistema de salud argentino involucrando a un variado número de actores, cuenta con el apoyo institucional de Innubatec, Adecra+CEDIM, ADEMP (Asociación de Entidades de Medicina Privada), COMRA (Confederación Médica de la República Argentina), CCPM (Consejo de Certificación de Profesionales Médicos), Foro para el Desarrollo de las Ciencias, Consenso Salud, ACTRA (Asociación Civil de Telemedicina de la República Argentina), Federación Latinoamericana de Hospitales y el CRUP (Consejo de Rectores de las Universidades Privadas).

Por Daniela

 

Fuente: Futuro Salud Latam

martes, julio 20, 2021

LA CIUDAD DE BUENOS AIRES REGULARÁ POR LEY LA INCORPORACIÓN DE FIRMAS Y RECETAS ELECTRÓNICAS

 

A raíz de la nueva normalidad que instaló la pandemia del Covid 19, la Legislatura de la Ciudad avanzó con un proyecto de ley que busca regular la incorporación de firmas y recetas electrónicas o digitales para las prescripciones médicas de medicamentos, estudios o tratamientos. La iniciativa fue debatida en una reunión conjunta de las Comisiones de Salud y Presupuesto, presididas por la diputada María Patricia Vischi (UCR-Ev) y el diputado Claudio Romero (VJ) respectivamente, donde obtuvo despacho. La Comisión de Salud le dio la aprobación y podrá ser tratado en el recinto.

La Ciudad de Buenos Aires regulará por ley la incorporación de firmas y recetas electrónicas o digitales para las prescripciones médicas de medicamentos, estudios o tratamientos, según un proyecto que este lunes obtuvo dictámenes favorables de las comisiones legislativas de Salud y de Presupuesto. 

La normativa local en tratamiento se determinará “según lo regulado en la parte pertinente por la ley nacional 27.553” y será de aplicación “para toda receta, prescripción médica, odontológica o de otros profesionales de la salud legalmente facultados a prescribir, en los respectivos ámbitos de asistencia sanitaria y atención farmacéutica pública o privada, que ejerzan su actividad dentro del territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Además de definir las nuevas alternativas de prescripción electrónica, receta digital y receta electrónica, el proyecto ordena a la autoridad de aplicación metropolitana “articular con el Ministerio de Salud de la Nación y/o otras jurisdicciones un sistema de colaboración en red que posibilite y facilite el uso” de los nuevos procedimientos. 

La iniciativa fue de la legisladora porteña Inés Gorbea (UCR), despachada por las comisiones de Salud, que presiden la legisladora Patricia Vischi (UCR), y de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria, que conduce el legislador Claudio Romero (VJ). 

Deliberaron en reunión conjunta presencial y por videoconferencia.

Proyecto: https://dequesetrata.com.ar/proyecto/legislatura-caba/CABA-1641-D-2021-40492

Fuente: Consenso Salud


lunes, julio 19, 2021

Los hospitales sólo sacan provecho del 21% de sus datos: la Inteligencia Artificial puede incrementar este ratio a cerca del 100%

 

Hace unos años se acuñó la expresión “Data is the new oil” (Los datos son el nuevo petróleo). La hemos leído en revistas especializadas como The Economist, y la hemos oído en televisión en programas como El Gran Hackeo (el documental sobre el escándalo de Cambridge Analítica).

La comparación no podría ser más acertada: es un activo del que conocemos la existencia hace mucho tiempo; en crudo tiene un valor limitado; y requiere de trabajadores cualificados y tecnologías sofisticadas para extraer todo su potencial.

Las tecnologías Big Data nos han permitido extraer, transformar y almacenar gran cantidad de información; pero continuando con el símil, el hecho de construir un impresionante oleoducto de crudo (datos desestructurados) no sirve para cargar de gasolina un coche (datos estructurados).

Según diferentes estimaciones, dentro del global de la industria tecnológica, la cantidad de datos estructurados no pasa del 21%. Cuesta pensar que en el sector de la salud sea mayor este porcentaje.

En ASHO nos dedicamos a la codificación clínica desde hace casi tres décadas, hemos extraído manualmente información útil de un sinfín de fuentes desestructuradas, y con ese conocimiento nos hemos preparado para extraer información de forma masiva con Inteligencia Artificial (IA).

Una de las primeras aplicaciones de la IA, y que más utilidad puede tener en los hospitales más longevos u otros en entornos menos desarrollados, es ayudar a la digitalización de sus archivos. En muchos casos, cuestiones como trazar el histórico de enfermedades tratadas por un hospital, puede resultar en un gran dolor de cabeza si no se cuentan con estas bases de datos estructuradas para reducir esfuerzos, tiempos y costes.

Cabe resaltar, además, que la digitalización es un paso previo para desarrollar herramientas más complejas, pero el poder de la IA es tan grande que incluso puede ayudarnos en esta necesaria etapa, con aplicaciones como el reconocimiento de escritura manual.

 

La Inteligencia Artificial aplicada en textos

Una vez pasada la etapa de digitalización, la IA puede usarse para estructurar datos en textos. La IA aplicada a textos se denomina Natural Language Process (Procesamiento del Lenguaje Natural), y es el área que más puede ayudar a los hospitales y centros de salud a mejorar su gestión.

Contando con la NLP, los hospitales pueden extraer información de los registros electrónicos sin tener que perder su “legacy” cuando surgen nuevas necesidades.

Esto añade una flexibilidad muy grande a los equipos de IT, que no tienen que pensar en hipotéticas estructuras complejas de mantener para sus bases de datos, y centrarse en las necesidades más inmediatas.

Pongamos un ejemplo: para un estudio clínico, se hace necesario saber el número de cigarrillos al día que fuman determinados pacientes, en un periodo concreto de tiempo. A priori es una información muy específica, que posiblemente no se registre de forma estructurada en las bases de datos. En este caso la Inteligencia Artificial puede ayudarnos a obtener esa información sin el trabajo manual.

Un paso más allá de la extracción de datos, es la aplicación de conocimiento según el contexto, como puede ser el caso de la codificación clínica. En este ámbito, el codificador debe discernir qué partes del documento médico son relevantes o no, y en función de ellas asignar códigos a los diagnósticos y procedimientos empleados.

Este ámbito de la Inteligencia Artificial se denomina Natural Language Understanding (NLU), y es uno de los más punteros dentro del campo de la IA. Más aún para la codificación clínica, la cual tiene una serie de dificultades añadidas que otras áreas de conocimiento no tienen.

Por ejemplo, determinadas palabras como “cálculo”, cambian completamente de significado en función de si vienen precedidas o no de un área anatómica, y los modelos de NLU deben ser entrenados teniendo esto en cuenta. Otro ejemplo distinto, es que dos codificadores expertos, para un mismo caso, pueden codificar de forma distinta, lo cual implica un escollo en el entrenamiento de la IA.

Además, en empresas con tanto volumen de datos clínicos como ASHO, nos encontramos con realidades a la que nos debemos adaptar.

 

El modelo de ASHO

Como muestra, en ASHO tenemos un modelo de IA que detecta automáticamente el idioma en el que está escrito el texto, por lo que en función de si el documento está redactado en catalán o en español podemos pretratar los datos con diccionarios distintos (por ejemplo: litiasi vs litiasis, en catalán y español respectivamente). Este pretratamiento es clave a la hora de mejorar el acierto de nuestros modelos.

Estos modelos además son personalizables, y según las necesidades del hospital podemos adaptarlos.

Es curioso percatarse de que en cada hospital existe una cultura corporativa, no sólo a la hora de estructurar los documentos, sino también a la hora de redactarlos. Es lógico: tendemos a escribir de una manera similar a nuestros compañeros. Nos habituamos a leer informes de una forma y lo reproducimos consciente o inconscientemente.

Al entrenar algoritmos para cada cliente, nos aprovechamos de esta cultura corporativa y mejoramos el accuracy. No sólo eso, sino que además adaptamos la búsqueda a ámbitos concretos bajo demanda. Un ejemplo de eso, es el trabajo en el curso clínico para buscar las dosis prescritas de medicamentos.

Por otro lado, cabe destacar que no solo desarrollamos estas herramientas de IA para uso externo, nuestros codificadores también hacen uso de la IA para mejorar su productividad.

En los casos en los que el código del CIE10 no es claro, tenemos entrenado un algoritmo que nos propone uno en función de casos anteriores similares.

A partir de ahí, podemos calcular fácilmente los Grupos Relacionados por Diagnóstico (GRD) para clasificar los casos en grado de dificultad, lo que afecta directamente a la gestión y financiación del hospital.

Como vemos, la aplicación de estas nuevas tecnologías no tiene un uso meramente testimonial, sino que las englobamos como una metodología más eficiente para aproximarnos a los problemas en los que puede ser usada, que virtualmente son todos.

 

La usabilidad de la Inteligencia Artificial y su impacto en el sector

Según la consultora internacional Accenture, la inversión en IA en el sector médico ha pasado de los 600 millones de dólares en 2014 hasta los 6600 millones con los que tienen previsto finalizar este año 2021. Esto es un espectacular crecimiento del 40% anual, que se estima continuará por lo menos hasta 2026.

Como muestra, la pandemia no ha hecho más que agilizar la adopción de estas tecnologías, y por ejemplo en España, a mediados de 2020, el Estado daba ayudas a todo aquel investigador en IA que tratase de aplicarla en la lucha contra el COVID.

La Unión Europea, por su parte, ha desbloqueado un fondo de ayudas anual de 1.000 millones de euros, una tercera parte al menos destinada a salud, con la intención de acercarse a los países que marcan el rumbo de la IA: Estados Unidos y China.

Simplemente, es una revolución a la altura de la popularización de internet, que no puede ser ignorada. En términos de calidad y cantidad, aquellos que no la abracen tienen un gran riesgo de perder competitividad.

Es por eso que desde ASHO nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes usando toda nuestra inteligencia, tanto artificial, como la del experto y brillante grupo humano del que tenemos la suerte de disponer.

Puede descargar este artículo en PDF sobre el uso de la Inteligencia Artificial para el tratamiento de datos en los hospitales haciendo click aquí.

Fuente: Hospitecnia


viernes, julio 16, 2021

Acercando los datos de la medicina genómica a la historia clínica

¿Sabías que analizar los genes de una persona puede apoyar la prevención de enfermedades y los tratamientos personalizados? ¿Cuáles son las terminologías para la identificación de los genes humanos? Estos y otros aspectos de estandarización son importantes en la genómica. Te contamos más en este post sobre medicina genómica.  

Genómica y medicina personalizada 

María es una joven madre con antecedente familiar de cáncer de seno. De forma preventiva, ha decidido realizarse un examen genómico. Sus resultados identifican variantes en algunos de sus genes, información que le permitirá tomar acciones preventivas de forma temprana, para reducir el riesgo de un cáncer de seno. María sabe que entre el 5% y 10% de las mujeres con estas anomalías están en riesgo.

En otro lugar, el cardiólogo de Juan ha recibido una alerta de su paciente previo a un procedimiento de vasos sanguíneos. Luego de realizar un examen de farmacogenómica se han identificado bajos niveles metabólicos de una enzima. Dado que este evento implica un riesgo para la cirugía, el cardiólogo actualiza el plan de medicamentos para la realización del procedimiento y minimizar los riesgos de la intervención de Juan.

Cómo la medicina genómica ayuda a personas como Juan y Maria

En ambos casos, elanálisis genómicoidentificó variantes genéticas que aumentan la predisposición a sufrir ciertas enfermedades. Estos análisis buscan apoyar la prevención y adaptar posibles tratamientos, lo que se conoce como medicina personalizada.  

Elanálisis genómico es de gran utilidad para el control, prevención y tratamiento de enfermedades. La información del genoma permite identificar cómo se encuentran asociados estos componentes con enfermedades o predisposición a las mismas. La complejidad de la gestión de la información genómica está dada, entre otros, por el volumen de su contenido y sus distintos componentes.  

Un estudio genómico se basa en la identificación de las variantes de los genes de cada persona, los cuales se encuentran codificados en secuencias de ADN empaquetados en 23 pares de cromosomas en el núcleo de cada célula. Se estima que el ser humano tiene aproximadamente 22.000 genes los cuales codifican para distintas proteínas que están involucradas en distintos procesos y funciones dentro del organismo. 

Datos Genómicos y la Historia Clínica Electrónica

La reducción en los costos y el aumento en el uso de la secuenciación de próxima generación han permitido que este tipo de análisis sean cada vez más accesibles. De esa manera, el profesional tratante podría, desde la Historia Clínica Electrónica del paciente, acceder a los resultados de las pruebas de secuenciación genómica, al igual que hoy accede a los resultados de laboratorio o a los reportes de imágenes médicas.  Este tipo de experiencias ya se referencian en lugares como el Nation Wide Children´s Hospital, uno de los hospitales pediátricos referentes en USA, en donde se implementa la integración de repositorios genómicos con la información clínica.

La posibilidad de acceder a esta información desafía a las entidades de salud a resolver aspectos técnicos, éticos y de seguridad para gestionar, almacenar, acceder e integrar los datos genómicos de los pacientes con la información de la Historia Clínica Electrónica.  

Si quieres leer más sobre la historia clínica electrónica, haz clic aquí para descargar la publicación.

Necesidad de interoperabilidad genómica 

La interoperabilidad es la capacidad de los sistemas de información de intercambiar y utilizar información proveniente de distintos aplicativos y plataformas informáticas. A nivel de información genómica, este desafío incluye la definición de: 

·        Acuerdos sintácticos:  orden y estructura de los datos  

·        Acuerdos semánticos: terminologías y catálogos 

Este tipo de acuerdos apoyan los procesos de recolección, análisis, almacenamiento y acceso a gran escala de estos datos. De esa manera, es necesario avanzar en el uso de estándares que permitan la interoperabilidad entre los sistemas de historia clínica electrónica con repositorios de datos genómicos. 

Si quieres leer más sobre interoperabilidad haz clic aquí para descargar la publicación

Estándares para la interoperabilidad genómica 

Existen distintos catálogos o terminologías que son utilizados a nivel de estándares semánticos dentro del procesamiento de información genómica, algunos de ellos son:  

·       HGNC o HUGO, es un catálogo único de losgeneshumanos conocidos. Se han asignado cerca de 28.000 símbolos y nombres de genes humanos, incluyendo codificadores de proteínas.  

·      dbSNPes una base de datos que cataloga las distintas variaciones existentes para un gen, a cada una de estas variantes se les conoce como SNP. 

·    HGVSes una nomenclatura para la descripción de las distintas variaciones de secuencias genómicas.  

·     Otras terminologías más conocidas en informática médica, como SNOMED CT  (terminología medica) o LOINC  (laboratorio y observaciones) también son útiles y necesarias, para apoyar las especificaciones de contexto en el intercambio de datos genómicos. 

A nivel de estructura o sintaxis interoperable en genómica, los desafíos parten desde el procesamiento y uso de los distintos formatos para el almacenamiento de la información genómica, hasta la utilización de formatos interoperables para genómica como los definidos dentro de HL7 FHIR. 

Personas como Maria o Juan, podrían ser beneficiados por el uso de la medicina personalizada haciendo uso de la información genómica durante su proceso de atención.  Finalmente, la información clínica y genómica, puede ser de gran utilidad para apoyar a los profesionales de salud en la toma de decisiones en los tratamientos y en la prevención de distintas enfermedades. 

¿Conocías el potencial de la medicina genómica? ¿Se aplica en tu país? ¡Déjanos un comentario! 

Desde el Banco Interamericano de Desarrollo trabajamos para mejorar vidas en América Latina y el Caribe.

Conoce nuestra visión 2025 en este video 

 

Fuente: BID