miércoles, junio 20, 2018

La telemedicina crece en el país y ya se la usa hasta para atender casos de gripe.


Además de los casos complejos que estudian a distancia en hospitales, crecen las consultas virtuales por problemas cotidianos.


"La tecnología se metió en las relaciones entre las personas. Se metió en cómo se conocen, cómo se enamoran, o cómo se casan. Así que la medicina no iba a ser una excepción a eso". Quien lo asume es la cardióloga Florencia Rolandi. Tras una carrera que incluyó al hospital Italiano y la Fundación Cardiológica Argentina, ahora se volcó a la “mHealth” (salud móvil) y asesora a la Secretaría de Gobierno Digital del Ministerio de Modernización.
El de Rolandi es un caso testigo. Cada vez más médicos e instituciones de salud recurren a la telemedicina, es decir, al uso de tecnología para atender a sus pacientes a la distancia. No es futurología, ni ciencia ficción. Hoy, más profesionales están disponibles a través de sitios web, mails, chats de WhatsApp, videollamadas y aplicaciones para celulares. Ni más ni menos que lo que todos usamos, a diario, para hablar con familiares o amigos.
La medicina móvil no se utiliza ya sólo para tratar a la distancia temas de salud complejos, sino para resolver consultas cotidianas. Por ejemplo, la empresa de servicios de emergencia Vittal la considera especialmente útil para el otoño, cuando aumenta el riesgo de sufrir gripe estacional: promueve que sus pacientes hagan una consulta "virtual" antes que ir a la clínica ante síntomas como tos, dolor de cabeza, malestares gastrointestinales, golpes y reacciones alérgicas-. “Cada vez existe una mayor conciencia mundial en torno a los beneficios de la telemedicina para minimizar los riesgos de contagio en las guardias, especialmente cuando se trata de enfermedades de tan fácil propagación como las patologías respiratorias”, sostiene la directora médica, María Valeria El Haj.
Esta empresa ofrece el servicio de telemedicina desde mayo de 2017 y ya tiene más de 3.500 descargas en dispositivos electrónicos y unos 600 registros por web. Las consultas se realizan mediante una videollamada desde cualquier lugar en horarios extendidos, incluso los fines de semana. También se puede obtener una receta online para retirar el medicamento indicado directamente en la farmacia.
Pionero, el hospital Garrahan lleva 21 años trabajando en telesalud. En 1997 puso en marcha su Oficina de Comunicación a Distancia (OCD) y, en ese momento, respondía consultas por telefax. Luego fueron por mail y desde 2016 las resuelven a través de una plataforma especial. En los últimos cuatro años crecieron los programas online como TeleUCI (Cuidados Intensivos), TeleNeo, Teledermatología, TeleCardio y Endoscopía Respiratoria, entre otros.
El hospital universitario Austral tiene una unidad pediátrica móvil --con servicios directos y remotos-- y teleconsultas para pacientes internacionales. Otro proyecto es la planificación quirúrgica virtual. “Es más reciente, aunque muy innovadora”, dice Gastón Gabin, director de innovación y gestión del cambio. Consiste en la evaluación de un paciente de forma remota. Se diseña y construye un escenario virtual de su futura cirugía. Se imprimen la parte del cuerpo a tratar y las herramientas a utilizar. Finalmente, se ejecuta la cirugía habiendo ajustado todo el proceso de manera virtual.
Los servicios remotos representan todavía menos del 5% de las consultas del Austral (el hospital atiende en total unas 70.000 por mes entre consultorios y emergencias), pero el volumen viene creciendo. "La adopción de las nuevas tecnologías va aumentando. Entendemos que es un proceso lento, pero visualizamos un crecimiento sostenido en los próximos años”, analiza Gabin. Y continúa: “Estamos convencidos que los servicios remotos serán una de las principales vías de atención de la población”.
Si ese pronóstico se cumple, ¿ir a un hospital estará en vías de extinción? "De todos los cambios tecnológicos que tienen que ver con la medicina, lo más difícil de adaptarse es cómo está cambiando la relación médico/paciente. Porque mientras la tecnología se metió en instrumentos no hubo problemas. Pero ahora se metió en las relaciones entre las personas", analiza Rolandi.
abin cuenta que, para evitar esas interferencias, en el Austral existe un protocolo para que el paciente se sienta respetado en su consulta online: por ejemplo, las salas de telemedicina tienen tonos cálidos (no puede ser una pared negra), una decoración adecuada, la cámara se coloca a la distancia precisa para que se vean bien los gestos y se verifica la calidad del micrófono para que se escuche clara la voz, la distancia de la cámara para que se vean bien los gestos. "Los pacientes que van a una guardia, por ejemplo con un dolor de garganta, buscan que los atiendan rápido. Y los jóvenes están más acostumbrados a tener transacciones de todo tipo a través de la pantalla", agrega.
"La telemedicina no puede expulsar, ni ser una barrera, para los pacientes que quieren ver a los médicos. Eso no debería ocurrir. Pero sí puede ser una herramienta para hacer consultas oportunas", sostiene Rolandi. "Si vos construiste una relación de médico a paciente y podés complementarla con estrategias no presenciales, para mí suma", concluye la cardióloga. 
La primera app de una sociedad médica
La psoriasis es una patología que afecta a unos 800.000 argentinos. Se expresa en la piel, pero tiene su origen en el sistema inmune, por eso su tratamiento es complejo. Y más lo es el acceso de los pacientes a esa medicación.
Para facilitar el diagnóstico, la indicación terapéutica y también el acceso, un grupo de expertos está llevando adelante un desarrollo en telemedicina inédito en la región: la primera aplicación para una enfermedad avalada por una sociedad médica.
a iniciativa surgió de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), que desde hace varios meses viene trabajando con Cognitiva, empresa socia de IBM que se encarga de comercializar Watson, la primera plataforma de computación cognitiva abierta.
 “Watson no es un software, no es un programa. Es un conjunto de capacidades. Es como los Lego: vos podés usar las mismas piezas para armar distintas cosas”, empieza explicando Javier Divinsky, médico y director de de la unidad de negocios de Salud de Cognitiva.
Ese conjunto de capacidades se “entrena” para obtener resultados: progrmadores, ingenieros, físicos y hasta lingüistas lo van “formando” para distintas aplicaciones que pueden ir de la banca al retail o a la medicina, como en este caso.
Lo que se está haciendo con la SAD es una app que los médicos dermatólogos podrán descargarse gratis en sus teléfonos. A ella podrán subir la historia clínica del paciente y fotos de las lesiones, y Watson le devolverá el diagnóstico y la indicación de tratamiento. ¿Cómo obtiene esa información?En base a todos los estudios e información médica validada que le aportó un panel de expertos de la SAD. 
Según Alberto Lavieri, presidente del Grupo de Psoriasis de la entidad, las ventajas de una herramienta de este tipo son múltiples. La primera, cree, ayudará a combatir las dificultades de los pacientes para acceder a los tratamientos, que muchas veces son costosos y obras sociales y prepagas les niegan la cobertura. “Watson está basado en la evidencia. El médico lucha permanentemente con lo que debe hacer y lo que le permiten hacer. Acá, la responsabilidad está en una herramienta independiente instruida por una sociedad científica. Si avala el tratamiento que el médico prescribe, el financiador no va a tener argumento para negarlo”, dice.
¿Afectará al ego del médico que una app le diga qué tratamiento dar? “No: el médico va a poder dialogar con Watson --asegura Lavieri--. Le sirve incluso a un médico entrenado porque vas a estar ‘charlando’ no con uno sino con decena de pares. Es hacer un ateneo en un instante”.
Divinsky dice que sólo hay antecedentes similares con herramientas para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer en Estados Unidos. Y que ya otras sociedades médicas argentinas se enteraron del proyecto y quieren desarrollar el suyo. La app de la SAD estaría lista en unos tres meses.
¿Cuánto cuesta entrenar a Watson? Depende de las capacidades que se le quieren enseñar. Un desarrollo como éste puede rondar los 200.000 dólares.
“Watson calcula porcentaje de certeza. Le mostrás una pera y una retina y lo entrenás hasta que reconozca la retina. Después le mostrás una sana y una enferma. Una vez que identifica la enferma, lo hacés identificar los distintos tipos. Llega hasta dónde vos lo quieras hacer llegar”, explica Divinsky. Y detalla que la herramienta puede leer en segundos un estudio clínico que a un humano le llevaría una hora. Otra ventaja para ayudar a la formación de los médicos. 
Un caso de éxito según Harvard
En Argentina mueren 20 mujeres por día por cáncer de mama. Si la enfermedad se diagnostica a tiempo, se pueden prevenir el 90% de los casos. Pero las posibilidades no son iguales para todas. Sólo la mitad de los mamógrafos del país están en el interior, y en su mayoría son analógicos, es decir, antiguos. Y muchas provincias, principalmente las del Norte, tienen escasos especialistas en diagnóstico mamario.
Para tratar de revertir esta situación, la Fundación Telmed creó el sistema Mamotest. Permite a mujeres que se encuentran en zonas rurales de difícil acceso poder obtener un diagnóstico mamario de alta calidad.
Las pacientes tienen que acercarse a uno de los seis centros ubicados en Misiones (Posadas), Corrientes (Capital, Bella Vista y Curuzú Cuatiá), Chaco (Saenz Peña) y Jujuy (San Salvador de Jujuy). Además, tienen previsto abrir tres más, dos de ellos en Brasil y México.
En estos centros realizan mamografías 3D y digitales directas, ecografías mamarias, biopsias, compresión focalizada y proyecciones especiales con magnificación. Una vez terminados los estudios, los envían por Internet a una red compuesta por médicos especializados que están en distintos puntos de Argentina y en el extranjero. A través de esta plataforma de telemedicina, se obtiene un diagnóstico en menos de 24 horas.
"Somos la primera red de telemamografía en Latinoamérica", dice a Clarín Natali Kliksberg, directora de la Fundación Telmed. Agrega que ya atendieron a 500.000 mujeres, hicieron 10 campañas de concientización y donaron 10.000 mamografías.
El proyecto fue premiado en la primera edición de Samsung Innova por generar cambios positivos en la sociedad. También fue seleccionado por la Harvard Business School como "Global Partner 2018" al ser identificada como un caso de éxito en Latinoamérica. En mayo, esta prestigiosa universidad estadounidense le enviará a Telmed un grupo de expertos para optimizar su modelo de trabajo y generar mayor impacto social en la región. 
El Garrahan, un hospital pionero
El Hospital de Pediatría Garrahan tiene más de 270 Oficinas de Comunicación a Distancia (OCDs) en centros asistenciales de diferentes provincias, para que los chicos puedan acceder a servicios de salud de calidad sin importar el lugar en donde vivan.
Y sin tener que moverse. En 2017, el 97% de las consultas se resolvieron sin necesidad de derivación. Es decir, que los pacientes y sus familias no tuvieron que trasladarse a la ciudad de Buenos Aires, evitando pérdida de días de clases, de trabajo en el caso de los padres, desarraigo y gastos innecesarios.
¿Cómo se organiza esta red? Imaginemos que un paciente va a un hospital público cercano a su casa. Pero en ese lugar necesitan una segunda opinión, o hacer una consulta sobre una especialidad que ahí no existe, o realizar un estudio que requiere de mayor tecnología que la disponible. En esos casos, pueden consultar a distancia con los hospitales que forman parte de la red.
A su vez, el paciente que ya fue atendido lejos de su hogar, gracias a la telemedicina puede realizar el seguimiento de su tratamiento sin tener que hacer viajes innecesarios. Por otra parte, en los casos en que las consultas no pueden resolverse a distancia y se requiere el traslado o la derivación del paciente, entre las OCD's se realiza la gestión para hacerlo de manera organizada y con referencia previa. Así, el programa busca garantizar la atención de calidad a familias cuya localización geográfica es un factor crítico.
Desde su lanzamiento, la OCD Garrahan respondió casi 70.000 consultas a distancia. El número fue aumentando año tras año. En 2015 fueron 3969 consultas. En 2016 creció a 4355. En 2017 subió a 5099. Para 2018 se estiman más de 6000, de acuerdo a la tendencia del primer trimestre que ya registró más de 1500. "Está en aumento el número de consultas a distancia que responde el Garrahan. Al mismo tiempo, la telesalud crece hacia el interior de la red que se expande por todo el país", concluyen desde el hospital.

Fuente: Clarín

Dispositivos Lab-on-a-chip: un cambio de escala en el diagnóstico clínico.


¿Os imagináis la posibilidad de diagnosticar un cáncer de forma inmediata y no invasiva, a partir de una única gota de sangre, junto al médico de cabecera, como si de un test de glucosa se tratara? ¿O de detectar un agente infeccioso a distancia, en un lugar remoto y sin presencia de un especialista? ¿O de realizar análisis genéticos individualizados desde un teléfono móvil? Este es el camino que están tomando los dispositivos lab-on-a-chip (LOC), que abren vías revolucionarias al diagnóstico y la deslocalización y cambio de escala del laboratorio bioanalítico.
Un lab-on-a-chip (LOC) se define como un dispositivo miniaturizado capaz de llevar a cabo en un espacio de pocos milímetros a pocos centímetros todas las etapas del diagnóstico molecular (o también de síntesis química) que comúnmente se realizan en el laboratorio: preparación de la muestras, separación y concentración del marcador molecular, amplificación, transducción de señal para la detección del dato y análisis para procesar e interpretar la señal producida. Todo ello manipulando cantidades de fluido inferiores a los nanolitros y utilizando canales de tamaño por debajo de los centenares de micrómetros.

Su diseño es pues una mezcla multidisciplinar de ciencia y tecnología, incluyendo la microfluídica, la electrónica, la óptica y los biosensores. Y su motivación en el campo clínico diversa, desde la aceleración del diagnóstico precoz (y sin preparación de muestra), principalmente en patologías crónicas y/o mortales, hasta la automatización de métodos analíticos de screening (sin necesidad de manipulación previa de la muestra), si bien inicialmente se destinaron al estudio de la biología celular y a las reacciones bioquímicas a partir de éstas (PCR, electroforesis, etc.). (NOTA: el primer dispositivo lab-on-a-chip de ámbito general aparece en 1979 y corresponde a un cromatógrafo de gases, y no es hasta 1990 que aparece el primer cromatógrafo de líquidos miniaturizado). Actualmente, una gran cantidad de procesos de análisis clínico y de investigación han sido objeto de miniaturización en un LOC, y si bien estamos todavía lejos de la implementación masiva, encontramos ya dispositivos comercializados, mostrando algunos de ellos mejores rendimientos que su homólogo convencional.
¿Qué nos permiten hacer hoy en día los LOCs? Encontramos ejemplos claros en el ámbito de la química clínica, con un amplio abanico de análisis basados en técnicas de separación por cromatografía y detección por fotometría ultravioleta o espectrometría de masas, que nos permiten realizar análisis rutinarios de gases, electrolitos, glucosa y fármacos en sangre entre otros. En el ya mencionado campo de la biología molecular, en procesos de amplificación de ADN y ADR (procesos PCR), secuenciación de ADN o desarrollo de análisis inmunoquímicos (los dos últimos a velocidades claramente superiores a las técnicas convencionales) con aplicaciones en la detección de enfermedades de distinta índole. En el campo de la biología celular, con la identificación de células cancerígenas, la diferenciación de células madre o la citometría de flujo portable, con resultados óptimos gracias precisamente al reducido tamaño de los dispositivos, que trabajan justamente a la misma escala celular. En el ámbito de la proteómica, con la integración en un único dispositivo del tedioso proceso de extracción, separación, digestión y análisis de proteínas, reduciendo el tiempo total de análisis de horas –en un sistema macroscópico– a minutos –en un sistema LOC–. Hasta en el diseño de micro-órganos –órganos-on-a-chip– para replicar los aspectos fisiológicos del funcionamiento de ciertas enfermedades y facilitar así su investigación (como alternativa, por ejemplo, a la experimentación animal). Hermsen et al., 2013 (Lab-on-a-chip devices for clinical diagnostics. National Institute for Public Health and the Environment, The Netherlands), presentan un interesante y entendedor resumen de tecnologías LOC disponibles.

La miniaturización de estos procesos, en comparación con los equipos convencionales de laboratorio, tiene como grandes ventajas el consumo mínimo de reactivos (de micro a pico, nanolitros…) y el reducido tiempo de análisis (minutos frente a horas o días). Y, en parte asociado a ello, un menor coste, ya sea en términos del coste del propio dispositivo como el de los reactivos, la infraestructura o el conocimiento y formación del personal. Otras ventajas incluyen: la automatización (sample in – sample out), el aumento de productividad (la posibilidad de realizar procesos en paralelo), el aumento de la sensibilidad y especificidad, la capacidad de monitorización de células y/o reacciones químicas a tiempo real, la reducción de contaminaciones cruzadas, el menor consumo energético y la menor exposición del analista a muestras y reactivos.
El potencial de la microfluídica y los dispositivos LOC abre, en su aplicación, nuevos planteamientos al diagnóstico clínico y una posible traslocación (y socialización) del servicio de laboratorio central. Es de esperar que los LOC resulten en un aumento notable de sistemas de diagnóstico mínimamente invasivos, realizados a partir de gotas de sangre, sudor o saliva; en la implantación de sistemas de telemedicina para el monitoreo del paciente desde casa o la atención en zonas remotas o en países en desarrollo; y en el incremento de dispositivos point-of-care (POC) para el diagnóstico y la toma de decisiones durante la consulta. Complementariamente, puede modificar también el funcionamiento del laboratorio de investigación, permitiendo el uso de dispositivos bajo demanda, sin necesidad de (o con anterioridad a) grandes inversiones. El límite al cambio parece estar en manos de la imaginación y la creatividad de ideadores y desarrolladores.
Ahora bien, este desarrollo científico-tecnológico se encuentra todavía en fases incipientes de implementación, y debe hacer frente a ciertas limitaciones antes de considerar su amplio uso. Por un lado, el abanico de procesos de análisis e investigación de base todavía inexplorados que no permiten dar respuesta a todas las necesidades de diagnóstico. Por otro, la capacidad de industrialización, todavía muy limitada, que reduce no sólo las posibilidades de comercialización sino la viabilidad de algunas tecnologías. La necesidad, también, de mejora de resultados y la eliminación del ruido: si bien en algunos dispositivos se consigue mejorar el rendimiento en comparación a la tecnología convencional, en otros se está lejos de emularlos. Y, finalmente, la limitación de uso por necesidad de elementos externos en aquellos casos en que es necesario un control complementario de la fluídica y la electrónica, por lo que el coste en inversión y espacio aumenta. Fuera ya de cuestiones técnicas, debemos considerar también las posibles repercusiones éticas, administrativas y legales asociadas a un (mal) uso y socialización de estos dispositivos, como un potencial aumento del autodiagnóstico (y la automedicación) o una invasión de la privacidad (por ejemplo, por la facilidad de análisis a partir de una gota de saliva). Como en tantos otros avances biomédicos, es necesario el debate.
Leído en Hospitecnia

lunes, junio 18, 2018

Salud organizó reunión para elaborar la Primera Guía Nacional de Práctica Clínica sobre Hipertensión Arterial


Durante el encuentro de expertos se consensuaron las preguntas clínicas de prevención, diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial a las que la guía dará respuesta.
El Ministerio de Salud de la Nación organizó un encuentro interdisciplinario con representantes de entidades académicas, científicas y de la sociedad civil para la elaboración de la Primera Guía Nacional de Práctica Clínica en Hipertensión Arterial que brindará a los equipos de salud recomendaciones sobre prevención, diagnóstico y tratamiento ambulatorio de la hipertensión en la población adulta.
Esta guía es parte del diseño de políticas sanitarias para mejorar la calidad clínica y estará acompañada de un plan de implementación para ayudar al equipo y a los usuarios del sistema de salud a tomar decisiones basadas en evidencia científica. Forma parte de un conjunto de acciones que lleva adelante el Ministerio para el control de la hipertensión, estará adaptada al marco local y tiene como finalidad contribuir a la disminución de la morbilidad y mortalidad que genera esta enfermedad.

Durante la apertura del encuentro, la directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera sanitaria nacional, Verónica Schoj, señaló que "la hipertensión arterial es la primera causa de muerte en la Argentina y se trata de un factor de riesgo cardiovascular prevenible y modificable con políticas públicas como las que el Ministerio viene implementando para reducir el consumo de sodio y promover estilos de vida saludables, así como también con políticas para mejorar la práctica clínica de la hipertensión".
Schoj también resaltó que “es importante insistir en que la presión arterial es una condición que suele ser silenciosa, subdiagnosticada o tratada de manera inadecuada, por lo que estamos trabajando para fortalecer su manejo y control especialmente en el primer nivel de atención”.
En Argentina 1 de cada 3 adultos tiene hipertensión arterial, uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, renales y de accidentes cerebrovasculares.
“Estamos muy satisfechos con el desarrollo de este primer encuentro del panel de expertos que permitirá contar con una guía de alta calidad elaborada con la participación plural de todos los sectores, organizaciones científicas, de pacientes y de la sociedad civil, elemento clave para que esta herramienta sea adoptada por los equipos de salud y contribuya al éxito de una estrategia integral de control de la hipertensión arterial en el país”, concluyó Schoj.
Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) de 2013 existe una mayor frecuencia de hipertensión arterial en los sectores de menores ingresos con 38,5 % mientras que en los hogares con mayores ingresos es 29 %.
En este sentido, el Ministerio de Salud de la Nación priorizó la implementación de intervenciones integrales dirigidas a mejorar la detección oportuna, atención, tratamiento y control de la hipertensión arterial en el primer nivel de atención que se atiende en el sector público como un eje central para reducir las inequidades en salud en el marco de la Cobertura Universal de Salud.
En el encuentro participaron sociedades argentinas de cardiología, de hipertensión arterial, de medicina, de medicina interna general, de nefrología, neurología, de medicina familiar urbana y rural. Asimismo, también concurrieron representantes de la Federación Argentina de Cardiología, la Federación Argentina de Medicina Familiar y General y otros actores del equipo de salud especializados en nutrición, enfermería y salud comunitaria.
Prensa Ministerio de Salud de la Nación

domingo, junio 17, 2018

Nanorrobots del tamaño de células que nadan por la sangre, eliminando bacterias y toxinas.


En una gesta tecnológica que hace no muchos años habría sido exclusiva de la ciencia-ficción, unos ingenieros han desarrollado diminutos robots energizados por ultrasonidos que pueden nadar a través de la sangre, eliminando bacterias perniciosas junto con las toxinas que producen. Esta nueva clase de nanorrobots, convenientemente perfeccionada y optimizada, podría algún día ofrecer una forma más segura y eficiente de descontaminar fluidos biológicos.
Los investigadores construyeron los nanorrobots mediante el recubrimiento de nanohilos de oro con un híbrido de membranas de plaquetas y de glóbulos rojos. Este recubrimiento de membrana celular híbrida permite a los nanorrobots desempeñar las tareas de dos células de tipos diferentes a un mismo tiempo, las plaquetas, que se enlazan a patógenos como las bacterias para contribuir a neutralizarlos, y los glóbulos rojos, que absorben y neutralizan las toxinas producidas por estas bacterias. La parte corporal de oro de los nanorrobots reacciona a los ultrasonidos de tal manera que eso les proporciona la capacidad de desplazarse nadando rápidamente, sin usar combustible químico. Esta movilidad les ayuda a entrar en contacto con bacterias y toxinas en la sangre y acelerar la desintoxicación.
El recubrimiento también protege a los nanorrobots de un proceso conocido como bioincrustación, que ocurre cuando las proteínas se acumulan en la superficie de objetos extraños y eso impide que operen con normalidad.
Este trabajo de investigación y desarrollo es obra del equipo de Berta Esteban-Fernández de Ávila, del Departamento de Nanoingeniería en la Escuela Jacobs de Ingeniería, dependiente de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos. Lo que ella y sus colegas pretenden lograr es crear nanorrobots multifuncionales que puedan llevar a cabo tantas tareas distintas a un tiempo como sea posible.
Los investigadores crearon el recubrimiento híbrido separando en primer lugar membranas completas de plaquetas y glóbulos rojos. Después aplicaron ondas de sonido de alta frecuencia para fusionarlas. Dado que las membranas se obtuvieron de células reales, contienen todas las "herramientas" originales de su superficie celular, que son esencialmente las proteínas.

Nanorrobots recubiertos con membranas celulares híbridas de plaquetas y glóbulos rojos. (Foto: Berta Esteban-Fernández de Ávila / Science Robotics)
Los nanorrobots son unas 25 veces más pequeños que el grosor de un cabello humano. Pueden viajar a hasta 35 micrómetros por segundo en la sangre, cuando son energizados con ultrasonidos. En las pruebas, los investigadores los utilizaron para depurar muestras de sangre contaminadas con la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (bacteria conocida también como MRSA) y sus toxinas. Después de cinco minutos de actividad de los nanorrobots, estas muestras sanguíneas tenían tres veces menos bacterias y toxinas que las muestras sin tratar.
El trabajo de investigación y desarrollo se halla aún en una etapa inicial. Los investigadores matizan que el objetivo final no es usar los nanorrobots específicamente para tratar infecciones de MRSA, sino para depurar fluidos biológicos en general. Los planes futuros incluyen ensayos en animales vivos. El equipo está también trabajando en producir nanorrobots a partir de materiales biodegradables que reemplacen al oro.
Leído en NCyT

jueves, junio 14, 2018

Llega el vendaje nanotecnológico que avisa de una infección


Un innovador vendaje que incorpora elementos bionanotecnológicos es capaz de vigilar la evolución de una herida y emprender por su cuenta algunas acciones.
En condiciones normales, este singular vendaje se limita a monitorizar la herida o quemadura, a fin de detectar la proliferación indeseada de bacterias.

Si surge una infección, el vendaje libera automáticamente un agente antimicrobiano.

Si esta operación no puede detener la infección, entonces el vendaje cambia su color para alertar al paciente o al personal sanitario.

Cuando esté plenamente operativo y aprobado para su uso médico, este vendaje ayudará a combatir las infecciones en heridas y quemaduras, gracias a su actuación inmediata cuando surja una, y también a su señal de alerta temprana cuando no consiga controlarla.

El problema de la infección de heridas, especialmente con la evolución de bacterias resistentes a los antibióticos, como la Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés), es bien conocido por mucha gente, pero no así el hecho de que las infecciones de heridas son la causa específica de muerte de la mitad de todas las personas que fallecen a consecuencia de quemaduras térmicas.

La tecnología que el equipo del Dr. Toby Jenkins, director del Grupo de Investigación de Química Biofísica en la Universidad de Bath, Reino Unido, está desarrollando, va orientada sobre todo a tratar quemaduras en niños pequeños.


El vendaje desarrollado por el equipo del Dr. Toby Jenkins ayudará a combatir las infecciones en heridas y quemaduras. (Foto: Universidad de Bath)

Este prometedor proyecto actualmente se está llevando a cabo en cinco países europeos, y recientemente el Dr. Jenkins hizo públicas, durante una conferencia celebrada en la Universidad de Leicester, Reino Unido, diversas cuestiones sobre el progreso de la labor de investigación y desarrollo.

Leído NCyT

martes, junio 12, 2018

Con la participación de COSSPRA, se constituyó el Comité Nacional de Bioética.


El máximo directivo del Consejo de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA), Martín Baccaro, junto con otros referentes de distintos sectores, se dieron cita hoy para constituir el organismo.

El encuentro, que contó con la participación de representantes de gobiernos provinciales, instituciones eclesiásticas, la Súper Intendencia de Servicios de Salud e instituciones del sector, tanto profesionales como científicas, fue en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) ubicada en Puerto Madero, Ciudad Autónoma, y tuvo como resultado la elaboración de un documento fundacional.
“Nuestra intención es aportar la experiencia del trabajo interdisciplinar, intercultural y religioso en toda instancia o tópico referido a temas de bioética”, señala el escrito; mientras que en otro pasaje dice: “Nos fijamos como misión el asesoramiento, reflexión y divulgación de las diversas cuestiones referidas a la dignidad humana y los derechos que asisten a la persona, así como su relación con la nueva tecnología”.

Al respecto, Martín Baccaro contó que este Comité se conforma en función de la necesidad de contar con herramientas y miradas para la evaluación de tecnología en salud.
“Sobre este encuentro destaco la amplia participación de voces de diversos sectores, fundamentales para llegar a futuros consensos”, afirmó.
Prensa Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (COSSPRA)

lunes, junio 11, 2018

Más de 700 personas en el II Congreso de Salud Adecra+Cedim 2018


“Inflación de hasta el 30 por ciento o más a lo largo de diez años, aumentos en las tarifas de servicios públicos, devaluación del peso, retraso en aranceles, y delay, entre la facturación y la cobranza, que llega a los 120 días”, fue la síntesis que usó el presidente de Adecra, Jorge Cherro, para reflejar la realidad del sector prestador. Fue en la segunda edición del Congreso de Salud –realizado el 6 y 7 de junio, por Adecra+Cedim-, que se enfocó desde tres jornadas: Directores Médicos, Recursos Humanos y Representantes Políticos, Financiadores y Prestadores. Participaron oradores nacionales, provinciales e internacionales y se transmitió en vivo a todo el país.


“La visión de Adecra+Cedim se puede resumir en una sola palabra: incertidumbre, y nos inquieta saber hacia dónde vamos”, sentenció Cherro en su discurso de apertura de la jornada “política”, en un Congreso que tuvo un auditorio de más de 700 personas, otras tantas siguiendo la transmisión vía streaming y la participación de 40 oradores, entre funcionarios nacionales y provinciales –ministeriales y del PAMI-, autoridades de obras sociales y cámaras de la salud privada, directores Médicos, periodistas del sector y otros referentes del ámbito. El lema fue: “¿Hacia dónde va la salud privada en la Argentina?”.


“Mi discurso no es optimista sino realista, y lo mejor que podemos hacer es ser conscientes de dónde estamos parados”, reconoció el titular de Adecra y agregó: “Los verdaderos financiadores de la salud privada somos los prestadores, que tenemos que hacer frente a las prestaciones con escasos recursos”.


Por su parte, el vicepresidente de Cedim, Marcelo Kaufman, afirmó que “esto es lo que tenemos que hacer: trazar políticas transversales en salud, trabajando en conjunto”, y anunció que el Congreso de Salud se realizará nuevamente en 2019: “Lo convertiremos en un evento anual”.
Día 1: VI Jornada de Directores Médicos y IV Jornada de Recursos Humanos
Durante el primer encuentro, se trabajó sobre el uso eficiente de los recursos -para promover la calidad y “reducción de desperdicios”- y la importancia de generar planes de carreras médicas. Allí, el coordinador de la Comisión de Directores Médicos, Gerardo Bozovich, presentó el curso universitario “Dirección de Establecimientos Sanitarios” que dictan Adecra+Cedim y la UCA. En este panel, se destacaron los disertantes de las cámaras de salud privada de Chile, Colombia, Brasil y México que integran, junto a Adecra+Cedim, la Liga Iberoamericana de Salud (LILAS).
En Recursos Humanos, las paritarias, las reformas Laboral y Previsional, la evolución de los puestos de trabajo, la revolución digital y su impacto en la cultura del trabajo, fueron algunos de los ejes que ocuparon a los referentes del sector, destacándose el aporte del subsecretario de Articulación Federal y Sectorial, Guillermo Acosta, quien presentó el Programa de Transformación Productiva y el Programa Empalme.
Día 2: II Jornada de Representantes Políticos, Financiadores y Prestadores
En la segunda parte del evento, los expositores desarrollaron las “claves para entender las problemáticas del sector prestador”, desde una lectura política.
En cuanto a la “seguridad social”, hicieron su aporte Kato Mastai –PAMI-, Alfredo Stern –OSPSA- y Federico Díaz Mathé –CIMARA-, bajo la coordinación de Jorge Colina -Adecra+Cedim-.
Luego, Luis Gimenez -Ministerio de Salud de la Nación-, Leonardo Busso –Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires-, Osvaldo Giordano -Ministerio de Finanzas de la provincia de Córdoba- y Emiliano Melero -Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe- debatieron sobre la Cobertura Universal de Salud, las políticas de medicamentos y los problemáticas financieras y programas sanitarios de las provincias. “Necesitamos achicar gastos y optimizar recursos y servicios, trabajando en estándares”, resumió el coordinador de la mesa, Guillermo Lorenzo.
A la tarde, el panel de periodistas planteó un debate, que encendió la participación del auditorio, sobre el lugar que ocupa la salud en la agenda mediática, con la mirada de Silvia Stang –La Nación-, Daniela Blanco –Infobae-, Eliana Scialabba –economista y docente de la UCA- y la coordinación del periodista Adrián Pignatelli: “¿Es noticia la crisis de la salud privada?”, “¿Por qué tiene mayor visibilidad el aumento de las prepagas frente a las problemáticas del sector prestador?”, “¿Cómo ir ganando lugar en los medios?”.
“Sí importa la crisis de la salud y yo veo un momento de oportunidad informativa: hay que comunicar más y con temas que a la sociedad le interesen”, r ecalcó Blanco. En este sentido, Eliana Scialabba dijo que los medios “siempre están trabajando los temas de financiamiento público y privado” y que es clave que el sector prestador ofrezca más información “para que se vaya instalando gradualmente en la agenda mediática”.
Silvia Stang recomendó: “Es importante la continuidad de un tema para que sea tenido en cuenta en los medios. Los datos, en Economía, son fundamentales”.
Al cierre, el reconocido analista político Rosendo Fraga interpretó la realidad político-económica actual del país para luego referirse a la salud. “La comunicación en este ámbito se construye con datos bien aplicados en los títulos, y entendiendo que los funcionarios perciben a la salud como un costo político”, señaló, en línea con los aportes de los periodistas.
“Creo que este es un sector con mucha potencialidad, que importa cada vez más, pero que debe ser manejado con cuidado políticamente”, finalizó.
Prensa Adecra+Cedim

domingo, junio 10, 2018

Fórum IT SALUD


El Fórum IT SALUD busca promover novedades, difundir casos de éxito y pensar nuevas aplicaciones de las tecnologías de la comunicación y la información para mejorar el sistema de salud. Para lograrlo, el Comité Organizador del Fórum IT SALUD plantea dar lugar tanto a las estrategias planteadas por las organizaciones como valorar los efectos que éstas tienen sobre los sistemas de salud.
Fecha: martes 12 de junio 2018
Lugar del evento:
 Academia Nacional de Medicina
Av. Las Heras 3092 - CABA
Agenda:

Horario
SALA PRINCIPAL
08:30
Acreditaciones
09:00
ACTO DE APERTURA
Analía Baum
 - Directora de Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Historia Clínica Electrónica - Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Eduardo Del Piano - Gerente de Sistemas - Swiss Medical
9.10
Presentación de la Estrategia Nacional de Salud Digital
Daniel Rizzato Lede
 - Director de Desarrollo de Sistemas Informáticos Sanitarios - Ministerio de Salud de la Nación 
9.40

The ChRIS Project
Mauricio Lombardo
 - Gerente de Desarrollo de Industrias - RedHat
10.10

Cibercrimen. Una enfermedad silenciosa en la digitalización
Juan Marino
 – Security Account Manager – Cisco Argentina 
10:40
COFFE BREAK
11:00

Redefiniendo el servicio al cliente a través de estrategias digitales
Omar Larrosa
 - Customer Service Manager - Siemens Healthineers
11:30
Casos de Éxito Implementacion de HIS (Publico y Privado)
Matias Said
 - Líder de Proyectos - Hospital El Cruce
Gonzalo Rojo - Coordinador de Sala General de Pediatría- Hospital Británico
Daniel Castro - Swiss Medical 
12:30
Casos de Innovacion en Salud
Pablo Mancuso
 - Gerente de Sistemas - OMINT Brasil
Martin Díaz- CMIO - Hospital Alemán
Matías Biancucci - Director y cofundador - Mirai 3D 
13:30
CONCLUSIONES Y CIERRE