viernes, enero 24, 2020

Errar es aún humano


¿Podemos hablar en Bioética de derecho a la seguridad del paciente? Es un derecho que podemos agregar ya que tiene que ver con el derecho a la vida y a una vida buena, sin dolor ni sufrimiento suplementario al que pueda provocar una enfermedad y su tratamiento. El no cuidado de la seguridad de parte de los equipos de salud es la mayor falta de respeto al paciente que podamos imaginar y termina siendo en muchos casos una amenaza a su vida.
Mal uso de las grapadoras quirúrgicas
Las consecuencias de un fallo en una sutura con grapadora o un mal uso de esta pueden ser fatales. Hemorragias intraoperatorias, daños tisulares, sangrado posoperatorio y anastosmosis fallidas pueden ser alguna de ellas y, aunque la ratio de eventos adversos detectados en relación a la frecuencia con que se usa este tipo de sutura es baja, un análisis de la FDA ha sumado más de 100.000 incidentes en Estados Unidos desde 2011, incluyendo 412 muertes y 11.181 daños graves.
Descuidos de seguridad en ultrasonidos ‘point of care’
El uso de sistemas de ultrasonidos portátiles point of care facilita y agiliza el diagnóstico, pero al mismo tiempo, según denuncia ECRI, este uso puede llegar a hacerse por profesionales poco formados o experimentados, y una excesiva dependencia de estos sistemas puede derivar en que al paciente no se le realicen otras pruebas de imagen que podrían ser necesarias.
Riesgos de infección por errores en el proceso de esterilización en consultas médicas y odontológicas
ECRI ha observado numerosos descuidos y acciones inadecuadas en los procesos de esterilización de material en recursos ambulatorios médicos y odontológicos. Mientras que estos descuidos no sean bien estudiados, se desconoce su prevalencia y, por tanto, el potencial riesgo de infección a que están expuestos los pacientes.
¿Puede la diálisis peritoneal domiciliaria incrementar el riesgo?
La administración de diálisis domiciliaria a través de catéter en venas centrales, como la yugular, puede, a juicio de ECRI, superar en riesgo a los beneficios que supone, dado que los pacientes o cuidadores pueden no estar preparados para mantener un adecuado cuidado del catéter para evitar infecciones.
Procedimientos quirúrgicos robóticos no probados
El crecimiento del uso de sistemas robóticos en cirugía es exponencial, pero no siempre sus beneficios (precisión, reducción del temblor) superan a sus riesgos (falta de tacto), por lo que los expertos de ECRI recomiendan exhaustivas evaluaciones antes de ampliar las indicaciones de estos sistemas.
Sobrecarga de alertas, alarmas y notificaciones
Un clásico en este top: el exceso de alarmas generadas por los sistemas de monitorización puede provocar que los profesionales dejen de oirlas, lo que puede derivar en daños para los pacientes.
Riesgos de ciberseguridad en dispositivos domiciliarios
Los dispositivos de monitorización domiciliaria deben ser tratados, en lo que a ciberseguridad se refiere, como si fueran de uso hospitalario, dado que están expuestos a riesgos como la interrupción del flujo de datos, la alteración de su funcionamiento y la exposición de datos sanitarios.
Datos perdidos sobre implantes pueden retrasar o hacer peligrosa una RM
Algunos implantes expuestos al campo magnético de una resonancia pueden calentarse, moverse o funcionar incorrectamente, por lo que su presencia debe conocerse y tenerse en cuenta antes de realizar tal prueba de imagen a un paciente. Es decir, es imprescindible incluir su colocación en los sistemas de historia clínica electrónica (HCE) y que estos sean accesibles.
Errores de medicación por discrepancias en tiempo o dosis en HCE
Un ejemplo: un paciente hospitalizado debe recibir una medicación diariamente a las 8 de la mañana. El primer día, el médico introduce la prescripción en la HCE a las 8:30, por lo que la de ese día ya no aparece en los informes de dispensación. Por ello, a juicio de ECRI, los sistemas de HCE deben incluir, en su módulo de prescripciones, la posibilidad de modificar las horas según los días.
Tornillos o tuercas sueltas en dispositivos pueden suponer fallos catastróficos y daños graves
Las tuercas, pernos y tornillos que se encuentran en los equipamientos médicos pueden aflojarse con el uso; no repararlos o reemplazarlos a tiempo puede derivar en graves consecuencias.
Fuente:  Diariomédico.com,

Leído en el foro de Marisa Aizenberg


miércoles, enero 22, 2020

Medicina exponencial: “En tecnología, el tsunami ya llegó”


Cuando la tecnología avanza a velocidad exponencial es capaz de transformar un sector en poco tiempo. Eso es lo que ya está ocurriendo en salud. Pero, según el Dr. Diego Pereyra, hace falta organizar y gestionar para que el paciente realmente sea el beneficiario de estos adelantos.

Según Peter Diamandis, fundador de Singularity University, hay un ejemplo que explica muy bien la diferencia entre el pensamiento lineal y el exponencial: “imagínate que caminamos 30 pasos lineales y los contáramos en forma secuencial, uno, dos, tres, cuatro, cinco…después de 30 pasos el resultado como máximo sería 30 metros. Pero si planteáramos el desafío de caminar 30 pasos exponenciales, uno, dos, cuatro, ocho, dieciséis, treinta y dos ¿dónde terminaríamos? El resultado es a más de mil millones de metros de distancia, 26 veces la vuelta a la Tierra”.
En salud existen varias tecnologías que avanzan a velocidad exponencial. Entre ellas, las Tic´s, la Nanotecnología, la Biotecnología y la Neurotecnología.
En entrevista con E-Health Reporter Latin America, el doctor Diego Pereyra , Médico tecnólogo emprendedor, Project manager de la incubadora CADIME, Coordinador académico del Programa Health Tech de la Universidad de San Andrés y Team leader Chapter BA de Singularity University, explica el alcance y los desafíos de estos avances en salud y cómo es ser parte de esta universidad fundada por Google y la Nasa, dedicada a la investigación y la innovación y cuya misión es reunir, educar e inspirar a los líderes mundiales para que aprovechen el potencial de las tecnologías exponenciales a favor de la humanidad.


. ¿Qué es la Medicina exponencial?
Como bien uno ve en el gráfico matemático de la exponencialidad, un avance exponencial empieza por una etapa por encima de cero y asciende en una curva que siempre sube y sube, imposible de frenar. Así es lo que estamos experimentando en la actualidad en tecnología.
En este minuto en el que estamos hablando se subieron 1.100 horas de videos en youtube, se enviaron 1.000.000 de tweets, se publicaron 5.000.000 de posteos en Facebook, se enviaron 10.000.000 de mensajes por whatsapp y 100.000.000 de mails. Esto pasa en un minuto en todo el mundo, lo que demuestra el grado exponencial de información que estamos teniendo. Esto da un concepto, el Big Data en salud, que es toda la información que estamos teniendo. Según IBM, el 90 por ciento de la información existente en el mundo fue creada en los últimos dos años.

. ¿Cuáles son los riesgos de esta exponencialidad en salud?
Debido a todos los avances tecnológicos que existen hoy en día, como los celulares, dispositivos médicos, marcapasos, tomógrafos, resonadores, edición genética y demás, existe una sobrecarga de tecnología. Por ejemplo, en Estados Unidos el promedio de aplicaciones que cada persona tiene en su celular es de 80 y existen aproximadamente unas 400.000 aplicaciones para el celular que tienen que ver con salud. El tema es que cada uno hace lo suyo, tira agua para su molino en las aplicaciones, pero no hay una entidad que regule. Entonces, ¿qué hacemos con tanta exponencialidad, información, aplicación y tecnología? No hay nadie que las pueda regular, organizar y gestionar para que todo sea realmente en beneficio del paciente.
Hay aplicaciones que son muy buenas y otras que son muy malas. Cualquiera puede diseñar algo y subirlo, pagando por Internet. Esa es la exponencialidad en medicina: hay muchísimas cosas en aplicaciones, tecnología vestible, un montón de historias clínicas, múltiples empresas que hacen edición genética… pero no hay nadie que gestione todo esto y lo organice.

. ¿Y cómo solucionarlo?
La organización debe estar en los entes gubernamentales, donde haya ministerios o departamentos que se dediquen a la informática médica, para tratar estos temas de tecnología. Si bien hoy, en muchos países la salud no es tema principal de agenda gubernamental, me parece que el tsunami de tecnología ya llegó y ahora hay que ver si tenemos las plataformas adecuadas para surfear esta ola y ver cómo la gestionamos. Yo estoy hablando de Latinoamérica, en donde no se ha realizado mucho. En países como Estados Unidos y Europa ya esta todo superorganizado y bien gestionado: qué sirve, qué no sirve, hay estándares, guías y reglamentos para utilizar toda esta tecnología.
En Latinoamérica todavía no hay nada, y me parece que lo que falta es gestión en salud a nivel de los gobiernos.

. ¿Hay resistencia al cambio en los médicos?
Sí, hay resistencia al cambio. Cuando decimos que vamos a implementar, por ejemplo, las historias clínicas informatizadas, ya te miran mal. Muchos hospitales siguen haciendo recetas escritas en forma manuscrita. ¡Esto me parece prehistórico! Los médicos dicen, “si funciona, ¿por qué cambiarlo?” tal vez no les gusta salir de su zona de confort.
Yo creo que esta es una transición en salud. Porque el día de mañana, cuando un millennial o centennial llegue a ser secretario de salud, director médico o presidente de la nación, esto ya no va a existir más.

. ¿Vamos a tener nuestra historia clínica en Google?
Sí, Google será una solapa en el gmail y registraremos allí nuestra historia clínica médica. En la actualidad, por ejemplo, si estoy internado en el sanatorio Los Arcos, cuando me dan el alta, me imprimen o me dan un CD con mi historia clínica. Luego, voy al Otamendi, y ahí descubrimos que las historias clínicas son incompatibles. De a poco, se está haciendo todo esto interoperable, para que sea compatible.
Por eso, Google lo que propone es armar en la cuenta de gmail una solapa con la historia clínica, de la misma manera que tenemos inbox, calendario o notas. Entonces, yo voy a darle mi email al médico o a autorizar a la institución para ingresar y tomar acceso de esta solapa, donde está mi historia clínica. Se puede ver en Google Health, tools to help healthcare providers deliver better care

. ¿Otros ejemplos de avances exponenciales en salud?
La tecnología vestible. Se trata del conjunto de dispositivos electrónicos que se integran en alguna parte del cuerpo. Por ejemplo, si hablamos de tecnología textil, sabemos que están los relojes inteligentes, los tops de los jugadores de fútbol en los entrenamientos, que tienen GPS y miden frecuencia cardíaca, saturación de pulso, temperatura y velocidad de la carrera…
Los médicos en un futuro vamos a recetar esta tecnología.
Apple ya está implementando la detección de fibrilación articular a través del celular. Google ya patentó una lente de contacto que mide indirectamente el índice de glucemia. Si estás hiperglucémico, por la lente, ves el mundo de color verde. Si estás hipoglucémico lo ves de color rojo. Esto se hace a través de la lente de contacto que se sintoniza con el celular.

. ¿Cuáles son las ventajas del Chip RFID subcutáneo?
El Chip RFDI subcutáneo, tiene la información de la misma manera que en un pendrive. La persona puede tener incorporada en el chip su historia clínica. Por ejemplo, si un paciente entrara a la guardia en coma, con pérdida de la conciencia, no tendríamos información ni datos clínicos. Pero si tuviera el chip incorporado con la historia clínica, podríamos escanearle la mano, tener acceso a ella y atenderlo con todos sus datos de salud.
En Argentina el chip RFDI ya lo implementa el Club Atlético Tigre. Los socios vitalicios pueden acceder al estadio solo apoyando la mano en el molinete. Muchos perros y gatos los tienen para su geolocalización.

. ¿De qué se trata el Hospital Líquido, que atiende sólo pacientes reales de forma virtual a través de la telemedicina?
Creo que estamos dejando atrás la figura del médico con la valijita y el esteoscopio, y se están creando nuevos puestos laborales. Los médicos que están en un hospital líquido (así se llama a estos hospitales, el primero está en Barcelona y se llama Sant Joan de Déu) se ponen el guardapolvo, el estetoscopio y se sientan frente a la computadora. No atienden pacientes reales, físicos, pero sí pacientes reales de forma virtual a través de la telemedicina.
El médico se conecta con clínicas de todo el mundo y atiende teleconsultas. El hospital tiene un piso completo dedicado a la atención virtual de los pacientes.
Estamos yendo a una especialidad en salud, enfermería, kinesiología y medicina con este tipo de médicos. Se está abriendo una nueva puerta.

. ¿Qué aportes a la salud ofrecerá la realidad aumentada?
En terapia intensiva voy a poder mirar la tomografía del paciente sin tener que ir a sentarme a la computadora, porque la veré sobre el mismo paciente.
También estamos probando esta realidad virtual en pacientes con delirio en terapia intensiva, mediante el uso de un casco. Se compararon drogas antidelirio vs. realidad virtual. En la investigación se le preguntó a una paciente dónde le gustaría estar, respondió que en África caminando entre elefantes. Se buscaron imágenes de este lugar y se las mostró mediante realidad aumentada, tres veces por día. La mujer redujo sus niveles de delirio sin recibir medicación. Seguimos haciendo estas pruebas para ver si la realidad virtual puede ayudar a estos pacientes.

. ¿Cuál es el panorama de la medicina exponencial en Latinoamérica?
Me parece que donde tenemos que poner el foco hoy en Latinoamérica es en solucionar problemas con la tecnología antes que poner la aplicación en el celular de un paciente: por un lado, es necesario disminuir los costos y por el otro resolver los problemas de enfermedades crónicas que ya están erradicadas en muchos otros países.
En la región tenemos que usar la tecnología para abaratar costos y democratizar la medicina.
Por ejemplo, en la Argentina el mayor porcentaje de pacientes que consultan, son afiliados de PAMI (la obra social de los jubilados y pensionados), pero hoy, las aplicaciones y la telemedicina llegan solo a las prepagas y PAMI no tiene ni presupuesto ni gestión para nada de esto. Entonces me parece que faltan un montón de cosas por resolver: tiene que haber un ministerio, una secretaría, que ponga estos temas en agenda sobre todo para los próximos años.

. ¿Cuáles son las posibles consecuencias de la falta de regulación?
Hace poco escuché en una charla a un abogado de médicos municipales que comentó tres casos de juicios perdidos por consultas por whatsapp. Hay un vacío legal en este tema. Lo que pasó fue lo siguiente: una paciente embarazada llamó a su obstetra, porque tenía contracciones. El médico le dijo que se tomara un antiespasmódico y cualquier cosa, lo volviera a llamar. Cuando lo llamó nuevamente, el médico vio el mensaje pero no la pudo atender porque estaba en una urgencia. Se comprobó que el mensaje fue leído, pero que el médico no lo respondió.
La mujer comenzó con mucho más dolor, consultó a la guardia y lamentablemente el bebé estaba muerto en la panza. Le hicieron la cesárea de urgencia, se repuso y decidió iniciar acciones legales contra el médico porque consideró que él hizo abandono de paciente.
El médico perdió el juicio civil. El seguro cubrió todo, la remuneración que tuvo que pagar fue económica, pero es el primer antecedente que tenemos en el país de un juicio perdido por consulta por whatsapp. Entonces, no hay nada legal escrito, es todo improvisado y hubo un juez que decidió. A partir de ahora nadie va a dar su whatsapp y justamente lo que queremos es llegar a nuestros pacientes a través de estos sistemas de mensajería. En la medida en que va avanzando la tecnología, por detrás la va siguiendo la parte legal. Entonces, me parece que faltan organizaciones a nivel gubernamental que regulen esto desde el punto de vista ético, legal, religioso y humanístico.
Creo que son los problemas tecnológicos del futuro en medicina, desde el punto de vista del derecho y de la medicina.

. ¿Qué significa ser parte de Singularity University?
Soy Team Leader del Chapter Buenos Aires de Singularity University. Somos un grupo de cinco personas, multidisciplinario, integrado por ingenieros, expertos en seguridad informática, en ciencias de la comunicación, etc. que conformamos el team aquí en Argentina representando las actividades que hace Singularity University en todo el mundo.
Estamos llevando a cabo una serie de eventos gratuitos y charlas, en el formato Unconference, o sea, la anticonferencia, en las que alguien se postula a hablar, y surgen temas impresionantes, de debate y discusión, sobre educación, tecnologías, inteligencia artificial, el manejo de datos… Por ejemplo, ¿quién va a recolectar todos los datos que estamos teniendo?, ¿cómo los vamos a analizar para el buen uso?, ¿en manos de quién van a caer estos datos?, ¿serán anónimos, o no?
Todos son temas que hay que analizar, siempre teniendo como prioridad el paciente. Como dije antes, cada uno tira agua para su molino: las empresas, las starts up, los médicos, las instituciones gubernamentales, los abogados, pero en el medio de todo está el paciente. Todos estos temas de discusión tienen que tener como centro principal el paciente.
Por Silvia Pardo


martes, enero 21, 2020

Tareas pendientes en salud pública


Los datos técnicos nunca modifican las decisiones políticas cargadas de fanatismo ideológico. Priorizar en salud pública implica un proceso de análisis de información que incluye: magnitud del problema, vulnerabilidad, trascendencia social, costo/beneficio de las acciones y aceptación social, entre otros. En este sentido quisiera señalar aquellos problemas que considero que debieron haberse abordado e informado a la población el primer día de gestión ministerial.
Durante los últimos 20 años la tasa de mortalidad infantil (TMI) de la Argentina fue significativamente mayor que la de Chile y Uruguay; en 2017 la TMI de la Argentina fue un 30% mayor que la de nuestros vecinos. Si tuviéramos un sistema de salud con igual desempeño que el de estos dos países, el número de muertes infantiles que se evitarían sería de 2000 por año. ¿Alguien habla de este tema? ¿Cuál es el plan? El propio ministerio registra que el 55% de las muertes infantiles son reducibles (¿evitables?).
Con relación a la mortalidad materna, más del 80% de las defunciones no están relacionadas con aborto criminal, el 60% de las mujeres que se asisten en los hospitales públicos no realizaron ningún control obstétrico cumplido el cuarto mes de embarazo. Son 174 mujeres embarazadas que mueren por año por hipertensión, hemorragias, enfermedades respiratorias, infecciones, etc. ¿Quién se ocupa de estas muertes evitables? Un 30% de las maternidades no cumplen las condiciones obstétricas y neonatales mínimas con inadecuada atención del parto, falta de anestesistas o sangre segura. Los sanitaristas lo saben y callan, y las feministas no disponen de esta información. El nuevo protocolo no resuelve estos temas, más bien los oculta.
Respecto de las enfermedades transmisibles, el Ministerio de Salud registró 10.000 casos nuevos de tuberculosis durante el último año, se triplicaron los casos de sífilis y de sífilis congénita, que es otro fracaso de la salud pública.
En lo estructural, son necesarias reformas profundas. El sistema de salud continúa fragmentado y segmentado. Podemos clasificar a la población en quintiles según su nivel de ingreso, agruparlas según el nivel educativo alcanzado, y también según la cobertura médica que tengan: pública, de la seguridad social con obras sociales "ricas" y otras de modestos recursos, e incluso dentro del sector privado los planes también segmentan. Nuestro sistema de salud tiene un fin perverso: garantizar inequidades... Los sanitaristas lo saben, pero, salvo algunas excepciones, nadie modificó la esencia del problema. Ningún país en el mundo tiene 300 obras sociales, con el PAMI siempre desfinanciado, que concentra a los que más enfermedades tienen y disponen de menos recursos, y un sistema público nacional, provincial y municipal que afecta la eficiencia. Los recursos que recibe el sistema de salud deberían producir mejores indicadores en esta área. Las leyes de emergencia sanitaria promulgadas en los últimos años solo contribuyeron a fertilizar esta fiesta, que sufren muchos y de la que se benefician pocos. Todos coinciden con este diagnóstico, pero ninguno emprende la verdadera reforma.
En este contexto es lógico esperar actores que se beneficien y vidas que se pierdan.
Rector de la Universidad Católica Argentina
Fuente: La Nación

Estándar Denominación Común Internacional (DCI) para ponerle un código y nombre a cada sustancia farmacéutica o principio activo


La OMS creó el estándar Denominación Común Internacional (DCI) [en inglés International nonproprietary name (INN)] en 1950 para ponerle un código y nombre a cada sustancia farmacéutica o principio activo y favorecer la comunicación internacional de principios activos. Hasta antes de este estándar, diferentes laboratorios podían llamar al mismo principio activo con nombres diferentes y hacer muy difícil el entendimiento de los tratamientos médicos.
Las farmacéuticas o laboratorios que desarrollan nuevos principios activos son quienes solicitan registrar una nueva sustancia y pagan 12.000 USD por cada registro.
Básicamente, tienen que enviar la fórmula química de la sustancia nueva y una propuesta de nombre (según guías DCI). La OMS revisa la propuesta y puede modificar el nombre o aceptarlo.

Cuando se aprueba, aparece en una nueva LISTA de la DCI, que es una revista en PDF que se publica 4 veces en el año (por año se suman alrededor de 150 nuevas sustancias). puedes descargar las listas DCI en PDF aquí.
¿Todo principio activo tiene DCI? La respuesta es NO.
No hay DCI para productos herbales (como el Hedera Helix que se da en pediatría para la TOS más conocido por el nombre comercial ABRILAR) u homeopáticos, y tampoco hay DCI para sustancias que tienen un largo historial de uso con fines médicos bajo nombres bien establecidos como los de alcaloides (por ejemplo, morfina, codeína), o nombres químicos triviales (por ejemplo, ácido acético, ácido acetilsalicílico).
¡Sí! como puedes ver. No EXISTE DCI para medicamentos de larga trayectoria en la medicina.
Además, como los DCI se crean para la parte activa de las moléculas, tampoco existen DCI para las sales y ésteres que usamos los médicos (Ej. no hay DCI para el maleato de mepiramina (una sal de mepiramina con ácido maleico)
Si no todo lo que indicamos en medicina tiene DCI ¿cómo a alguien se le ocurre poner en leyes que la prescripción debe ser por DCI?
Es por desconocimiento. Cuando uno no sabe, a veces toma decisiones que atentan contra lo que uno está queriendo regular. Los tomadores de decisiones sin formación técnica contratan personas sin formación técnica que toman decisiones técnicamente equivocadas, como cuando se legisla utilizar CIE en una Historia Clínica Electrónica (HCE) (ver por qué JAMÁS hay que usar CIE en una HCE)
Además, los médicos prescribimos medicamentos complejos que muchas veces tienen muchas sustancias (en Chile hay más de 200 medicamentos que tienen más de 3 sustancias) por Ej:
ácido ascórbico 50 mg + cafeína 33 mg + noscapina 10 mg + paracetamol 400 mg cápsula y ácido ascórbico 50 mg + cafeína 33 mg + clorfenamina 4 mg + noscapina 10 mg + paracetamol 400 mg cápsula
Cuando los medicamentos son muy complejos o tienen muchas sustancias, se utilizan los nombres comerciales para prescribirlos ¿algún médico podría recetar todo lo que trae el SUPRADYN?

Entonces ¿Qué recetan los médicos?
Los médicos no recetamos “principios activos” aislados (que es la DCI). Nosotros recetamos una posología, que incluye:
1.      Sustancias (activas, inertes y co-adyuvantes), que pueden ir solas (ej. paracetamol) o en asociación (paracetamol + cafeína)
2.      Una cantidad específica de cada sustancia expresado como un número con su unidad de medida (ej. 500 mg)
3.      Una forma farmacéutica, que es la forma en la que esas sustancias en esa cantidad se venden (en comprimidos, ampollas inyectables, gotas, spray nasal…)
4.      Una frecuencia (1 comprimido cada 8 horas)
5.      Una vía por la que debe consumirse el fármaco (oral, ocular, dérmica, rectal…)
6.      Una duración (por 1 semana, por 3 meses…)
1) + 2) + 3) es lo que en Chile bauticé como Medicamento Clínico (MC) (en inglés el nombre es Virtual Medicinal Product VMP) y lo que debe utilizarse en una HCE para prescribir
Ejemplos de MC relacionados que incluyen paracetamol y cafeína
·        paracetamol 400 mg + cafeína 33 mg comprimido
·        paracetamol 500 mg + cafeína 50 mg comprimido
·        paracetamol 650 mg + cafeína 40 mg comprimido
En 2017, cuando trabajaba en el Minisetrio de Salud, desarrollé la Terminología Farmacéutica Chilena (TFC) para lograr la interoperabilidad de recetas médicas en el país. Si quieres, puedes descargar la última versión disponibilizada por el Minsal en:
Si quieres descargar el listado 2020 de la DCI en Español, lo dejo en este enlace. Para descargar las siguientes versiones puedes hacerlo desde https://mednet-communities.net/ (debes registrarte)


domingo, enero 19, 2020

Ginés González García presentó a las nuevas autoridades del Hospital El Cruce


En un acto oficial, asumieron los nuevos integrantes del Consejo de Administración del hospital de alta complejidad de Florencio Varela, que será presidido por Mariel Mussi.
El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García puso en funciones hoy al nuevo Consejo de Administración del Hospital de Alta Complejidad en Red "El Cruce - Dr. Néstor Carlos Kirchner" conformado por Mariel Mussi y Susana Fernández, en representación del Ministerio de Salud de la Nación, y Jonatan Konfino y Daniel González, por parte de la cartera sanitaria provincial.
“Tuvimos el honor de ser protagonistas de la historia, de la genética de esta institución y es muy lindo volver a tener la posibilidad de trabajar para el hospital”, afirmó González García durante el acto de presentación y puesta en funciones de las nuevas autoridades.
Junto al intendente de Florencio Varela, Andrés Watson; de Quilmes, Mayra Mendoza y de Berazategui, Juan José Mussi, y al titular de la cartera sanitaria nacional, Daniel Gollan; González García aseguró que “creemos que la salud es el motor del desarrollo de la Argentina, no es consecuencia sino causa y por eso vamos a darle prioridad a la salud”.
Durante el acto, el ministro agregó que el hospital ha logrado trascender las fronteras de Argentina con su nombre en pocos años. “Ya es un hospital que tiene historia y queremos que siempre tenga un futuro mejor. Nos comprometemos a hacer todo lo posible, todos los días para mejorarlo”. Además, González García adelantó la rápida puesta en marcha de políticas de distribución de medicamentos como Remediar
Por su parte, Gollan subrayó el carácter de trabajo en red del hospital desde el primer nivel de atención hasta los servicios de mayor complejidad. También recordó que “un día vino Néstor Kirchner, vio el baldío que había acá y dijo voy a hacer un hospital y se hizo. Hoy volvió el proyecto político que hizo posible que este hospital exista”.
Finalmente, el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, expresó que “el hospital que ha salvado muchísimas vidas es un ejemplo no sólo para la región sino para el país y el mundo”. Luego aseveró que “vamos a trabajar en conjunto para dar la mejor calidad de salud no sólo a los vecinos de Florencio Varela y Quilmes sino a los de toda la región y del país”.
En el acto también estuvieron presentes el jefe de Gabinete de la cartera sanitaria nacional, Lisandro Bonelli, el secretario de calidad quien fuera el primer director del hospital, Arnaldo Medina y otros funcionarios nacionales y provinciales.
Además, hoy asumió el nuevo director ejecutivo del hospital, Ariel Sáez de Guinoa.
El establecimiento sanitario que se encuentra ubicado estratégicamente en el municipio de Florencio Varela constituye un nodo de la red de salud de la región sur del conurbano bonaerense. La red está integrada por los hospitales Mi Pueblo de Florencio Varela; Evita Pueblo de Berazategui; Arturo Oñativia de Almirante Brown; Isidoro Iriarte; el Hospital Subzonal Especializado Materno Infantil Dr. Oller de San Francisco Solano de Quilmes; el Hospital Zonal General de Agudos Lucio Meléndez de Adrogué; el Hospital Subzonal Especializado en Rehabilitación Motriz Dr. José María Jorge de Burzaco y el Centro Integral de Salud, Diagnóstico y Rehabilitación "Julio Méndez" de Bernal
Con 20.500 metros cuadrados cubiertos, el hospital demandó una inversión de más de 100 millones de pesos provenientes del Estado Nacional. Cuenta con 171 camas de las cuales el 50 por ciento son de internación especializada en terapia intensiva, unidad coronaria y recuperación cardiovascular. Está equipado con tecnología de última generación.
Integrantes del nuevo Consejo de Administración
Mariel Mussi es médica y cursó sus estudios en la Universidad Nacional de La Plata y realizó un postgrado en Diagnóstico por Imágenes. Además de ejercer su profesión en distintos centros de salud, se desempeñó como Secretaria de Salud Pública e Higiene en la Municipalidad de Berazategui entre 2013 y 2020. También fue parte del Hospital El Cruce como vocal del Consejo de Administración durante el período 2010-2016.
Susana Fernández, médica cardióloga y administradora en Servicios de Salud, es diplomada en Gestión de Servicios de Salud. Realizó sus estudios en la Universidad de Chile y la Universidad Nacional de Cuyo. Además, fue directora del Observatorio de Comunicación y Salud de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata; coordinadora del Programa Federal de Chagas entre el año 2006-2008; diputada provincial en el período 2001-2005 y miembro consultor del Programa Argentino de Desarrollo Humano durante 1997, 1998 y 1999. También fue directora provincial de Planificación y directora de la Región Sanitaria XI-Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires entre 1996 y 1992.
En tanto, Jonatan Konfino, también es médico y cursó sus estudios en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Se especializó en Medicina Interna y tiene un Magister en Efectividad Clínica. Actualmente se encuentra doctorando en Medicina en la UBA. Konfino fue secretario de Salud del Municipio de Quilmes; investigador del área de Salud, Economía y Sociedad del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES); docente de Salud Pública en el Instituto de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) y profesor invitado de Políticas de Salud de la Milken Institute of Public Health George Washington University (GWU).
Fue director general de Planificación, Programas y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud de Almirante Brown; durante 2015 fue director nacional de Prevención de Enfermedades y Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación; de 2013 a 2015 coordinador del Plan Nacional Argentina Saludable y coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco de la cartera sanitaria nacional. Además de ser consultor de vigilancia de enfermedades no transmisibles entre 2010 y 2013.
En tanto, Daniel González, es contador público y abogado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora tiene un Master en Derecho Tributario de la Universidad de Barcelona, España; es especialista en Tributación y realizó un Posgrado Internacional de Políticas Públicas de la Universidad del Salvador.
Desde 2012 a la fecha se desempeñó como secretario de Planificación Económica y Control de Gestión de la Municipalidad de Florencio Varela; fue secretario de Economía del mismo municipio y desde 2005 es asesor en Finanzas Públicas de los Gobiernos Locales en la Federación Argentina de Municipios (FAM).


viernes, enero 17, 2020

Innovación en Salud Digital



La digitalización de la salud es un nuevo paradigma de innovación disruptivo, que implica cambiar el modo en el que se han realizado algunos procesos hasta ahora, para poder dar respuesta a las necesidades de una sociedad en rápida evolución. Este cambio vendrá marcado por las nuevas tendencias globales de salud, así como por los nuevos modelos de negocio que puedan encajar con este nuevo paradigma. En este escenario tan disruptivo, será necesario desarrollar nuevas políticas regulatorias alineadas con la tecnología que puedan por un lado garantizar la implantación de la Salud Digital y por otro proteger a los pacientes.

La desconexión entre la creciente demanda de servicios y la oferta de los proveedores se ve exacerbada ante la insistencia profesional de los últimos en decir de que solo podemos ofrecer un servicio uno-a-uno dentro de un entorno institucional. Para entender el impacto que tiene la innovación en Salud Digital en el comportamiento del paciente, tenemos que identificar las causas subyacentes y los efectos en las acciones de los pacientes en el contexto de sus hábitos y costumbres diarias. Las herramientas de la Salud Digital (copiando los mismos algoritmos de aprendizaje automático que se usan en el mundo de la venta al por menor y en publicidad) podrían cambiar esta perspectiva, inspirando el auto-cuidado y creando una infraestructura que dé soporte a los modelos de atención uno-a-muchos. Por ejemplo, los dispositivos wearable monitorean los kilómetros caminados, los pisos de escaleras que se suben y las oscilaciones en el ritmo cardiaco al tiempo que ofrecen información elaborada valiosísima sobre lo que nos motiva para cuidar nuestra salud. Estos monitores wearable generan bucles de feedback que nos sensibilizan, a nivel individual, respecto al estado de nuestra salud y hacen un seguimiento en tiempo real del progreso en salud. El análisis automático de estos datos permite crear perfiles fenotípicos individuales. Los mensajes de salud automáticos y personalizados para inspirarnos, basados en estos perfiles, pueden incitarnos a cambiar de comportamiento sin haber hablado directamente con ninguna persona. A través de este tipo de planteamiento podemos ofrecer programas de mejora de la salud bien definidos a poblaciones muy segmentadas. Los datos que nos permiten actuar dan pie a un cambio muy positivo del comportamiento, para que los wearables no acaben cansándonos. 
Tendencias globales que afectan a la Salud Digital 
Los sistemas de salud viven actualmente una encrucijada que les empuja a una transformación que les permita adaptarse no sólo a nuevas necesidades, sino también a un nuevo modelo demográfico que a medio plazo puede hacerlos insostenibles.
Las enfermedades crónicas son la causa del 60% de las muertes a nivel mundial y desencadenan el 75% del gasto sanitario. Cerca de 388 millones de personas morirán en los próximos 10 años por una dolencia crónica.
La población mundial envejece, la tasa de natalidad está por debajo de la tasa de reemplazo, planteando interrogantes sobre cómo apoyar las consecuencias económicas del cambio demográfico. El número de ancianos en países de ingresos medios, incluyendo; China, India, Indonesia, México y América Latina, está aumentando rápidamente. Los pacientes mayores consumen más servicios de salud que los pacientes más jóvenes. Las expectativas de vida también han aumentado significativamente en los Estados Unidos y China. 
La conclusión fundamental es que la demanda de servicios de salud para los jóvenes y los ancianos crecerá en los próximos años, y las empresas que satisfagan esta demanda de forma inteligente, prosperarán y encontrarán grandes mercados. Todos los cambios citados anteriormente, nos obligan a pensar en modelos de sanidad, ya sean públicos o privados, donde la tecnología sea el eje sobre el que deben armarse los nuevos servicios de salud del futuro.
Singapur es un claro ejemplo de país donde la transformación digital está realmente trasladando este nuevo modelo a la realidad de las personas, es Singapur. Ofrece un sistema de alta calidad y sin embargo el gobierno gasta solo un 1,2 – 1,3% del PIB para este fin, lo cual es sorprendente comparado con las tasas de Estados Unidos 11% o el 7.8 % habitual de otros países. Los resultados en Singapur son espectaculares y científicamente es una prueba de concepto.
A pesar de la diversidad de cada región del mapa mundial sanitario, hay un factor común, el crecimiento del gasto en asistencia sanitaria supera a la tasa de crecimiento del PIB. Teniendo en cuenta estas variables, el ritmo es insostenible. El 75% del coste sanitario corresponde al tratamiento de enfermedades crónicas, si a esto le añadimos el envejecimiento de la población, podemos predecir que, en las próximas dos décadas, el mundo va a gastar 47 trillones de dólares en enfermedades crónicas. Afrontar este costo es el reto que debe solucionar la Salud Digital.
¿Como weCareYou soluciona este problema?
Con weCareYou conectamos la Salud de las personas, con familiares, clínicos y hospitales, mediante tele monitoreo biológico. Utilizando sensores biométricos para recopilar múltiples signos vitales, que se transmiten hacia nuestro Cloud seguro, el cual cuenta con un motor de detección de síntomas, asistido por Inteligencia Artificial. Este Sistema es capaz de prevenir descompensaciones, evaluar la actividad y asistir en el diagnóstico o seguimiento de patologías crónicas y cuidados post-operatorio. Un Sistema de Tele monitoreo Biológico, como el que ofrece weCareYou, establece una conexión continua y en tiempo real, entre las personas que requieren de un cuidado constante, o simplemente desean prevenir riesgos, y los actores que velan por su bienestar, ya sean familiares, médicos de cabecera o instituciones dedicadas al cuidado de la salud.
De esta manera maximizamos el servicio de atención manteniendo la misma dotación de profesional mejorando notablemente efectividad de los servicios sanitarios, aumentando la covertura hospitalaria de manera digitalizada, minimizando los reingreso, mejorando la rotacion de camas, disminuyendo descompensaciones en pacientes con afecciones crónicas o post hospitalarios.

Nuestros Dispositivos de Telemonitoreo


Servicio SaaS de Plataforma de Telemonitoreo para Hospitales
Este servicio provee a los centros clínicos una solución de tele monitoreo llave-en-mano, que les permite extender su servicio de continuidad en el cuidado, a un bajo costo y maximizando los recursos humanos internos.
Nuestro sistema es completamente configurable, tanto a nivel de alarmas, Dashboard y KPIs, pudiendo adaptarse a los estándares de calidad y políticas de operación de cada centro de salud.
¿Por qué weCareYou?
La plataforma Telemonitoreo de salud que ofrece weCareYou cambiara nuestras vidas a una velocidad vertiginosa. Nos enfrentamos en el futuro inmediato a importantes retos que hay que resolver con nuevas herramientas y la tecnología nos puede ayudar a crear el un nuevo roadmap de salud global. El Future Trends Forum se propuso analizar la tendencia de Salud Digital para determinar el valor de esta nueva herramienta para solucionar los problemas de los actuales sistemas sanitarios, así como la oportunidad que ofrece para convertir al paciente en el epicentro sobre el que giren todos los servicios de salud en el futuro. Y en este contexto la plataforma de telemonitoreo ofrecida por weCareYou proporciona grandes soluciones para los sistemas sanitarios: permitiendo la gestión integral a través de sistemas de información en tiempo real, capaces de monitorizar y medir toda la actividad bien sea de carácter asistencial, investigadora, administrativa o económica, reduciendo costes y potenciando su efectividad. Desde el punto de vista del paciente, la atención personalizada será una realidad que nos permitirán tomar consciencia de nuestra salud y de los cambios que podemos realizar sobre ella para mejorar nuestro bienestar.
En definitiva, estos avances permitirán cambiar nuestros comportamientos respecto a nuestra salud, empoderarnos como pacientes y producir salud a nivel global. Desde el punto de vista más tecnológico nuestra plataforma trae consigo tres conceptos que revolucionarán la salud de la población mundial: Big Data, Inteligencia Artificial y Machine Learning. En concreto el Big Data permitirá analizar grandes repositorios de información sanitaria y obtener datos de valor para planificar tareas y generar alertas que apoyen decisiones estratégicas de gestores y políticos. Desde el punto de vista clínico la Inteligencia Artificial y el Machine Learning permitirán apoyar a los profesionales médicos para obtener un diagnóstico más preciso y poder ofrecer tratamientos más adecuados para sus pacientes. 

Founder - CEO