lunes, junio 17, 2019

Presentaciones del Forum IT Salud




Horario
SALA PRINCIPAL
08:30
Acreditaciones
09:00
ACTO DE APERTURA
Eduardo Del Piano
 - Gerente de Sistemas, Swiss Medical
9.10
Presentación de la Red Nacional de Salud Digital (la evolución del CUS) para financiadores y efectores públicos y privados
Alejandro López Osornio
 - Director Nacional en la Dirección Nacional de Sistemas de Información de Salud
(Ver presentación)
9.40
La firma digital en el sistema de salud. Novedades regulatorias, administrativas y antecedentes judiciales
Horacio Granero
 - Doctor en Ciencias Jurídicas
(Ver presentación)
10.10
Open Patient: Iniciativas que cambian vidas
Victoria Martínez Suárez
 - Gerente de Desarrollo de Negocios en Red Hat Argentina para la Región Sur y Centroamérica (SAC). 
10:40
COFFEE BREAK
11:00
Cómo prevenir ciberataques en la industria de la salud
Leonardo Ramos
 - MANAGEENGINE
(Ver presentación)
11:30
Presentación del National Release Center de SNOMED Argentina
Karina Rovirol - Coordinadora del Centro Nacional de Terminología en Salud, NRC de SNOMED CT
(Ver presentación)
12:30
Casos de Innovación y transformación digital en Salud

Diego Waksman - Gerente de Sistemas, Hospital Alemán
Eduardo Del Piano - Gerente de Sistemas, Swiss Medical
(Ver presentación)
13:30
CONCLUSIONES Y CIERRE


Medicina Personalizada y los desafíos éticos e instrumentales de la historia clínica electrónica


Expertos nacionales internacionales expusieron en Montevideo sobre los aspectos instrumentales, legales y éticos de la utilización de la historia clínica electrónica en Uruguay, en el marco de un evento que organizó Medicina Personalizada - MP y que contó con la presencia del ministro de Salud Pública, Jorge Basso.
http://revive.lr21.com/www/delivery/lg.php?bannerid=4007&campaignid=821&zoneid=266&loc=1&referer=http%3A%2F%2Fwww.lr21.com.uy%2Fsalud%2F1402587-historia-clinica-electronica-medicina-personalizada-mp&cb=a8055f10db
Actividad: “Historia Clínica Electrónica. Nuevos desafíos: ética, protección de datos personales, confidencialidad”.
Días pasados, MP – Medicina Personalizada y Universal Soluciones Tecnológicas (UST) organizaron la actividad: “Historia clínica electrónica. Nuevos desafíos: ética, protección de datos personales, confidencialidad”.
El evento tuvo como cometido discutir aspectos instrumentales, jurídicos y éticos a los que se enfrentan los profesionales, y cuyo objetivo es servir mejor a los pacientes y al desempeño médico.
La actividad contó con la coordinación del doctor y profesor, Enrique Pons, y disertaron los doctores: Daniel Luna, jefe de Informática Médica del Hospital Italiano de Buenos Aires; Rodrigo Salinas, presidente del Tribunal Nacional de Ética del Colegio Médico de Chile; y el abogado especialista en temas de salud, Miguel Ordiozola.
Asimismo, participó de la actividad, el ministro de Salud Pública, doctor Jorge Basso.
Desafíos
En dicho marco, Pons dijo a LARED21 que la historia clínica electrónica se ha impuesto en el país y es un instrumento fundamental y de gran ayuda.
“El desafío para quienes manejamos la historia clínica electrónica es acostumbrarnos a hacerlo en forma correcta y evitar errores”, dijo el catedrático.
En tal sentido, destacó la participación de los panelistas Daniel Luna, Rodrigo Salinas y Miguel Ordiozola en la actividad que organizó Medicina Personalizada, institución pionera en la utilización de la historia clínica electrónica.
“Se trata de una herramienta que empleamos todos los profesionales. Ha sido un paso importantísimo, porque nos ha permitido acceder a elementos de los que antes no se disponía, a facilitarnos el trabajo, pero también a plantearnos desafíos”, expresó Pons.
Aclaró que el paciente tiene la opción de solicitar que algunos de sus datos no se trasladen a dicha historia electrónica.
El catedrático agregó que se trata de información de gran importancia, porque puede condicionar el futuro del propio paciente y no hay otra opción que volcarla a la histórica, entonces se garantiza la forma de que nadie pueda acceder ella. Es decir, “se la transfiere a un sector aparte, de resorte exclusivo de lo que decida el paciente”.
Pons destacó la importancia de la Ley que procura que la histórica clínica electrónica se aplique a nivel nacional, porque un paciente de Montevideo puede estar en otra punta del país y tener un problema de salud y le facilitará a quien lo asista, las acciones a tomar. “Imaginemos un paciente que se encuentra inconsciente. Pues bien, también ese es uno de los factores que hace que sea importante preservar la confidencialidad, de manera que se sepa que será utilizado aquello que sea necesario, y que no hay posibilidad de escape de los datos”.
Por otro lado, remarcó que más allá de la nueva realidad no es necesario adecuar el Código de Ética Médico. “Tenemos un Código que es Ley nacional y es excelente”.
Agregó que los códigos de ética manejan criterios generales y después hay que aplicarlos a la realidad, a medida que la misma cambia. Algunas veces sí hay que realizar modificaciones. Pero en principio tenemos una excelente Ley de ética médica que protege a los profesionales y fundamentalmente a los pacientes, porque el centro siempre es el paciente, remarcó Pons.
Sin papel
Por su parte, el doctor Jorge Gerez, director técnico de Medicina, Personalizada manifestó a LARED21 que el evento es el resumen del resultado de la implementación de la historia clínica electrónica que hace varios años ha sido puesta en funcionamiento en MP y que cambió el formato, usos y costumbre de los médicos y el personal sanitario, porque se pasó de utilizar el papel a usar medios electrónicos.
El doctor Gerez remarcó que si bien es una herramienta que cuenta con muchos “beneficios”, también tiene aspectos a cuidar, como por ejemplo “el manejo de los datos personales”.
Desde el punto de vista internacional se considera como información sensible y a resguardar todos aquellos datos que los médicos registran en las historias clínicas de los pacientes.
Por tanto existen cuidados a seguir en el manejo de la información, y ya no sólo respecto a las claves que se deben utilizar en las computadoras, sino también en cuanto a los procesos en los que participan personas y que están referidos a la ética de los médicos y del personal sanitario vinculado a la medicina.
Recordó que MP tuvo su primera historia médica digitalizada en el año 2000. “Tuvimos algunas dificultades en lo referente a la gestión para el cambio, en la implantación y en convencer a los médicos”.
En tal sentido, el director técnico de MP indicó a LARED21 que en aquel entonces no se logró más de un 40% de adhesión de los médicos, y expresó que se estaba en el “peor de los mundos”, porque la historia era parte en papel y otra parte electrónica.
Asimismo, Geréz resaltó que el gobierno y su Agenda Digital, con las directivas de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y el Conocimiento (AGESIC), creó “SALUD.UY” y por diferentes normas, decretos y leyes “ha ido guiando a las instituciones de salud hacia la historia clínica electrónica”.
“Nosotros hace mucho tiempo estamos en el tema y fuimos alineándonos a lo que el gobierno iba solicitando”, remarcó.
El doctor Gerez destacó también que el software ha sido desarrollado por Universal Soluciones Tecnológicas, y comentó que además de MP que es una institución “paperless”, es decir sin papel, la historia clínica electrónica también se ha implementado en: SEMM Emergencia Médica, Sanatorio Mautone y COSEM.
Cultura de la seguridad
El doctor Daniel Luna, Jefe de Informática Médica del Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina, hizo especial mención a los aspectos prácticos, metodológicos y de implementación de la histórica clínica electrónica. Advirtió que siempre existirán oportunidades de “violar los protocolos informáticos para acceder en forma no debida a datos en forma masiva o individual”.
El especialista planteó no preocuparse tanto por una seguridad extrema desde el punto de vista informático, “cuando el mayor riesgo es el manejo del cambio y la educación de los usuarios para no compartir claves, no dejar sesiones abiertas y evitar descuidos, que son instancias mucho más comunes y simples”.
Dijo que ello es lo prioritario antes de estar pensando en poner el mejor sistema “infranqueable”.
En tal sentido, se refirió al concepto de “mitigar el riesgo”, y remarcó que “es mucho más importante el riesgo de que un usuario deje abierto una sesión o que comparta su clave con un compañero a que un hacker entre a una clínica”.
Por ello planteó otorgarle más importancia al manejo del cambio interno, a la educación, la concientización, y la cultura de la seguridad, lo cual es un cambio cultural.
Aunque tampoco se debe descartar contar con un buen antivirus para proteger la información y evitar que caiga el sistema para impedir que se pierda la información, aclaró Luna.
Por otro lado, el Dr. Luna dijo a LARED21 que existen estudios referidos a cuál es la preocupación de los pacientes en cuanto a la privacidad, y una preocupación constante son los datos sensibles.
Sin embargo hay que tener en cuenta que el paciente “ya concede” el uso de esos datos cuando va a ver el médico.
El doctor Luna dijo que por más buenas prácticas o sistemas seguros que existan para evitar la filtración de datos, si no hay cultura de la seguridad, “termina sucediendo que independientemente del sistema alguien puede sacar una foto a la pantalla, y ya está violada la privacidad”.
Por ello, lo importante es la educación a todo nivel. “De la misma manera que nos educan para no cruzar un semáforo en rojo. Es decir, educación e instancias punitivas”, señaló el doctor argentino.
En el caso de los sistemas de información en salud, se debe entender la importancia de los datos sensibles y de la educación para preservar a los pacientes, porque un descuido de una clave los puede poner en riesgo.
Confidencialidad
A su turno, el doctor Rodrigo Salinas, presidente del Tribunal Nacional de Ética del Colegio Médico de Chile, quien se refirió a los aspectos éticos de la historia clínica electrónica, manifestó a LARED21 que “la confidencialidad es uno de los principios que ha acompañado a la profesión médica desde sus inicios, hace 25 siglos.
“Por ello es tan importante para los pacientes cuando entregan un dato a un médico que el mismo sea mantenido con la confidencialidad requerida, lo cual forma parte del contrato no escrito”, manifestó.
El doctor Salinas agregó que la atención médica ha pasado de ser una relación entre un médico y un paciente a una relación entre un paciente y un equipo de salud en el cual hay decenas de personas y muchas veces también funcionarios administrativos que tienen que tomar nota o llevar un registro de las prestaciones que se entregan por razones de funcionamiento del sistema.
Ello obliga a “repensar” la forma en cómo debe resguardarse la confidencialidad, ya no basta con el código de ética para el médico, se requieren leyes, sistemas de resguardos, que permitan al paciente seguir teniendo confianza en que sus datos sensibles, sus datos delicados de salud van a ser resguardados”.
Salinas indicó también que en ello la ficha clínica electrónica es una herramienta de ayuda, porque la existencia de un registro electrónico permite “segmentar mejor el acceso y en muchos casos que el paciente defina quién puede acceder a su información, situación que antes, con una ficha de papel, era imposible.
El doctor chileno aseguró que una ficha clínica electrónica es una “oportunidad de mantener la confidencialidad en un ambiente en el cual la gente que participa de un equipo salud es múltiple y de distintos orígenes profesionales, muchos de los cuales no han tenido la tradición de confidencialidad propia del médico y las profesiones relacionadas directamente con la atención de pacientes”.
Asimismo, el especialista manifestó que el paciente tiene la ventaja de que puede saber quién accedió a su ficha, lo que era “impensable” con la ficha de papel, porque no quedan rastros de quien accedió ella, mientras que en una ficha electrónica sí queda un rastro.
Además, la ficha electrónica permite segmentar el acceso. Por ejemplo, un funcionario administrativo puede tener acceso solo a la información que es relevante para él, cuando en la ficha papel el funcionario administrativo accede a toda la información.
“En una primera aproximación a un paciente la ficha electrónica le puede parecer una amenaza, pero debe ser entendida como una oportunidad de entregar un herramienta para mantener la confidencialidad, en este nuevo sistema de relación que existe en la atención de la salud”, aseguró.
Salinas manifestó que el Código de Ética Médico es bastante taxativo y obliga a la confidencialidad. “El problema que lo tornaba en una obligación vana, en la medida que la confidencialidad ya no era entre un médico y un paciente, sino entre un paciente y decenas o centenares de personas. Ya no es algo regido solo por la ética, sino también por leyes eficaces y por herramientas que hoy entrega la tecnología que permiten asegurar que ello ocurra”.
Agregó que cualquier transgresión de un médico a la confidencialidad, siempre será juzgada negativamente por los tribunales de ética de los colegios médicos a los que pertenece.
“Como presidente del Tribunal Nacional de Ética del Colegio Médico de Chile, puedo asegurar que cualquier transgresión a la confidencialidad es considerada como una de las faltas más graves que pueda cometer un médico”, afirmó a LARED21.
Añadió que es obvio que ello tiene que ser extendido a la Justicia ordinaria y hoy lo permiten las leyes.
En la Justicia ordinaria se requiere una prueba que vaya más allá de toda duda y sea demostrable ante el juez. Ello lo entrega también la historia clínica electrónica, por la trazabilidad, concluyó el doctor Salinas.
Aspectos legales
Entretanto, el abogado especialista en temas de salud, Miguel Ordiozola se refirió a cada uno de los aspectos legales que existen en nuestro país.
Dijo que para el derecho siempre es un desafío cuando tiene que regular los avances tecnológicos y debe realizar un “equilibrio entre las innegables ventajas y la colisión con la privacidad”.
El abogado especialista recordó que la historia clínica electrónica se reconoció en Uruguay hace ya casi 30 años. Luego, en 2003, existió un decretó que la reguló.
Manifestó que la Ley 18.335 regula la historia clínica con carácter general y la establece como una “opción al formato tradicional en papel”.
Se refirió también al proceso jurídico de la Historia Clínica Electrónica Nacional y la aprobación de la normativa al respecto.
En ese marco dijo a LARED21 que las instituciones de salud tienen por cumplimiento legal que “deben conectarse”. Mientras que a los usuarios se les reconoce un derecho de oposición al acceso, limitado por excepciones legales.
El especialista hizo especial mención a otro conjunto de normativas. En este caso referidas a la Ley 18.331 de Protección de datos personales (del año 2008), la Ley 18.600 de Documento electrónico y firma electrónica (de 2009), y la Ley del Código de Ética que aprobó el Colegio Médico y contiene normas vinculadas a la historia clínica electrónica.
La definición de historia clínica electrónica es la de un conjunto de datos referentes a la salud de la persona, desde su nacimiento hasta la muerte. Es decir “datos sensibles”, los cuales son protegidos especialmente por la Ley.
Transmisión en vivo de LARED21
El evento fue transmitido en vivo por LARED21: https://www.facebook.com/LaRed21/videos/346479679345676/?t=9

Leído en LARED21

jueves, junio 13, 2019

La reapertura del histórico Centro Gallego: una iniciativa de grupo BASA


El centro médico de Avenida Belgrano, que desde 1907 asistió a miles de personas, volvió a abrir sus puertas para seguir dando asistencia de primer nivel con el gerenciamiento de Buenos Aires Servicios de Salud por 30 años. Atenderá a 40 mil afiliados de PAMI.
Cursos de alfabetización, una Oficina de Trabajo e Inmigración, y por supuesto, toda la asistencia médica necesaria a generaciones y generaciones de inmigrantes gallegos: El Centro Gallego desde sus comienzos ayudó a la colectividad en todas aquellas dificultades a las que se tenían que enfrentar desde el momento en que pisaban territorio argentino. Si bien el espíritu de cooperación social era muy fuerte, el Centro no pudo luchar contra las diferentes crisis económicas que atravesó Argentina en este último siglo. De esta manera, miles de afiliados vieron venirse abajo este lugar tan significativo para tantas familias que depositaron sueños y esperanzas allí.
Pasaron 20 días de la firma del contrato por el cual se acordó en asamblea de representantes cederle la gestión del hospital de la entidad por los próximos 30 años a BASA. Este martes, luego de 112 años de su fundación, fue la reapertura con un concurrido evento y corte de cinta, el histórico edifico de Avenida Belgrano al 2199 para volver a darle la excelencia médica y el esplendor que supo tener, asumiendo el compromiso de asistir a los miles de asociados y 360 empleados.
Cuando un inmigrante bajaba del barco, lo primero que le decían era "diríjase al Centro Gallego". Fue en mayo de 1907 cuando se reunieron representantes de varias asociaciones gallegas en la calle Alsina 946 y firmaron un Acta de Fundación. En este se establecía que la misma respondía al objetivo de “...llenar las necesidades de que completamente carece nuestra colectividad”.
La sede central se encuentra en Avenida Belgrano al 2199 (Crónica/Fernando Pérez Re).
Familias enteras fueron atendidas en las amplias habitaciones donde también muchos otros perdieron la vida. Columnas inmensas y pasillos anchos que esconden miles de historias que esperan nunca ser olvidadas. Y sueños y esperanzas que se vuelven a despertar luego de la noticia de que el Centro Gallego selló contrato con BASA y Grupo Olmos para comenzar a trabajar de inmediato en los arreglos de la histórica institución.
Finalmente llegó el día en que el edificio de Avenida Belgrano volviera a abrir las puertas, lugar en el que solo basta pasar por sus puertas para ver ese hall que habla de su grandeza realmente. Directivos de BASA y Grupo Olmos, representantes del gobierno Nacional, del Ministerio de Desarrollo de la Nación y del gobierno de la Ciudad como también afiliados históricos, médicos y empleados de todas las áreas, presenciaron el momento tan esperado para toda la comunidad. Con un corte de cinta y descubrimiento de una placa de inauguración, dieron inicio al evento de reapertura en el gran salón principal de la planta baja del edificio.
La doctora Alicia Canga, Gerente Médica de BASA, fue la primera en dirigirse a todo el público.  "Los invito a pensar en el presente y construir el futuro, a devolverle a estas paredes el esplendor. Los invito a trabajar para darle a esta casa el lugar de excelencia del que nunca debió haber salido. Los convoco a bregar por una medicina de calidad, centrada en el paciente. Nuestros valores y el de ustedes serán inquebrantable. Trabajar y no claudicar en pos de la equidad y acceso a la salud, en pos de la excelencia medica, y sobre todo siempre recordar ponerse en el lugar del otro", indicó la doctora en su discurso que fue ovacionado por todos. 
La Doctora Inés Crestar, se presentó como representante de los asociados, recordó momentos difíciles por los que pasó la institución como también agradeció a la empresa por hacerse cargo y comenzar a escribir una nueva página en la historia del Centro Gallego.
"Es un largo camino el que recorrimos, cumplimos muchas metas, fallamos en muchas otras, nos faltan muchas más. Es un día de sentimientos encontrados, tristeza porque tuvimos que tomar decisiones muy difíciles a las que nunca hubiéramos querido llegar. Alegría y esperanza en BASA y Grupo Olmos que con todo respeto han ofrecido a esta institución la habilidad para su recupero", indicó la mujer. 
También se refirió a tiempos pasados de lucha y trabajo para mantener de pie el Centro: "Aquí están nuestras raíces, aquí está el espíritu de los gallegos oriundos, de corazón, y argentinos de pertenencia que nos precedieron. Creo que todos juntos hoy dijimos que no nos vamos a ir nunca del Centro Gallego. En este momento, aquí y ahora, todos, estamos depositando en estas paredes, para siempre, los ideales, la tradición, el honor y el corazón de los gallegos. Esperanza para seguir, a todos los que estuvimos luchando y vamos a seguir peleando para que esto sea lo que fue".
Las habitaciones tienen equipamiento de última generación (Crónica/Fernando Pérez Re).
Raúl Olmos, CEO y fundador de Grupo Olmos, expresó su compromiso con la institución. "Recuerdo con mucho afecto el día de la asamblea que todos votaron el gerenciamiento y que uno, a los gritos, me decía 'por favor, cuidennos'. Nos compromete a todos, es mucho más que un simple desafío, estamos muy comprometidos a cuidarlos, a que se sientan retribuídos por el gesto que han tenido con nosotros. Vamos a reconstruir la institución más importante de la República Argentina".
Además, no dejó de agradecer a su familia y al interventor de BASA, Martín Moyano. "Él me decía 'la verdad que sos valiente', y la verdad que tengo que decir que sí, que soy valiente. Pero porque no estoy solo, me acompaña mi familia en cada uno de los emprendimientos que encaro. Mi señora esposa, Sonia, que siempre me dice 'dale para adelante, yo te apoyo' y mis tres hijos que están vivos y se están formando para seguir el camino marcado por el padre y mi otro hijo que, desde el cielo, Leandro, me acompaña en cada uno de los emprendimientos".
Finalmente, Olmos se refirió a todo el nuevo equipamiento con el que ya cuenta y contará el Centro Gallego. "Contamos con equipamiento de última generación, con camas de cirugía, mesas de anestesia, respiradores, las terapias armadas, monitores de última generación, respiradores. Estamos buscando lo mejor de lo mejor para que el sistema de salud llegue al nivel de excelencia".
Y agregó: "Para esto también necesitamos que todo el personal, las 360 personas que han padecido durante todo este tiempo tantos problemas, y que hoy iniciamos este camino, que confíen y nos acompañen. Que demos vuelta la página, que sanemos las heridas, estamos para ayudarlos y que podamos ver al futuro con optimismo. Es un día fundacional, el día de iniciar una nueva historia, un nuevo camino en el cual necesitamos de todos y cada uno de ustedes para que hagamos una gran institución".
Sergio Cassinotti, titular de PAMI, habló en exclusiva con Crónica en el evento de reapertura y aseguró que: "Es un día de gran alegría para nosotros. Estuvimos desde PAMI apoyando mucho estos últimos dos años la reapertura del Centro Gallego. El desafío que BASA toma este momento es fantástico para nosotros, tenemos una necesidad de camas. Contar con un centro de esta magnitud, donde rápidamente 40 mil de nuestros beneficiarios se van a estar atendiendo permanentemente, es una necesidad que teníamos".
Con respecto a BASA, Cassinotti indicó que "es un grupo poderoso, que está muy acostumbrado a gestionar la salud. No es que llega un improvisado a hacerse cargo, llega un grupo que lleva años en la salud y el mercado argentino que conoce perfectamente lo que tiene que hacer y lo va a hacer indudablemente. Dentro de poco estamos asignando 40 mil pacientes y en poquito tiempo va a haber cerca de 100 mil".
Además, aseguró que ese mismo día se comunicó con Macri quien envió saludos y las felicitaciones. "El presidente estaba muy contento y me pidió que le enviara a toda la gente de la colectividad gallega las felicitaciones, sabe que es una fuente de trabajo que se abre. Tener más de 300 camas implica un volumen grande de personal y nos da alegría a todos nosotros y a él que estaba muy preocupado por este lugar", finalizó el titular de PAMI.
Historia de solidaridad, trabajo y generosidad invitan a BASA, Grupo Olmos y a todo el personal y asociados a continuar trabajando con los mismos valores e ideales fundacionales de este histórico lugar que espera resurgir y volver a ofrecer un servicio de excelencia. 

Leído en Crónica

La otra cara del Hospital Garrahan: cómo funciona el microscopio HD alemán para hacer neurocirugías



El microscopio es de última generación
La noticia sacudió a la comunidad del Hospital Garrahan y al país entero. El martes 28 de mayo a las 16.05, RR, jefe del servicio de inmunología y reumatología infantil de la institución, fue detenido en la playa de estacionamiento del centro asistencial acusado de producir y distribuir pornografía infantil.
En medio del horror, el espanto y la indignación, el hospital decidió apartar inmediatamente de sus funciones al profesional involucrado y accionar como particular querellante en la causa que instruye la Fiscalía de Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires. La fiscal Daniela Dupuy, a cargo del caso, informó que Russo se negó a declarar y confirmó que permanecerá detenido y que pedirá su prisión preventiva hasta que llegue la fecha del juicio oral. "Hasta el momento no existe en el material incautado imágenes ni videos que se correspondan con locaciones dentro del Hospital Garrahan", aclara el comunicado oficial que emitió la Institución en el día de la fecha.
Como un contraste, ese mismo martes a las 10, LA NACION visitaba el Hospital Garrahan. El motivo: desde el 15 de mayo la institución celebraba la adquisición de un microscopio neuroquirúrgico de alta definición. "Esto es un antes y un después"- confiaba el presidente del Hospital Garrahan, Carlos Kambourian. "Entrar en el cerebro de un niño requiere de muchísima precisión: las distancias son milimétricas. Nuestro equipo de neurocirujanos lo hace todos los días y había que darles esta herramienta. Es un equipamiento de primera línea que sirve para que los chicos que se operan tengan menos recidivas, es decir, menos chances de tener que volver a ser operados o que tengan secuelas posteriores, algo muy común en las neurocirugías".
UN EMBLEMA
El microscopio sirve para hacer neurocirugía
Inaugurado el 25 de agosto de 1987, el Hospital de Pediatría "Prof. Dr. Juan Pedro Garrahan" es el máximo referente de la salud pública infantil de Argentina. Por año, allí se realizan aproximadamente 11.160 cirugías de las cuales 844 son neurocirugías a niños y niñas, que sufren enfermedades complejas: la mitad se trata de cirugías mayores como tumores, malformaciones vasculares y malformaciones congénitas; el resto son cirugías de mediana complejidad, pero que requieren de alta precisión.
Beatriz Mantese, jefa del Servicio de Neurocirugía, tiene 62 años y hace 28 que trabaja en el Garrahan. Fue ella quien le planteó a Kambourian la posibilidad de comprar este microscopio HD. "Lo bueno es que la institución nos escuchó y nos apoyó. Yo me recibí en 1981: cuando empecé mi carrera como cirujana operábamos sin microscopio. Nunca pensé que íbamos a llegar a este alcance tecnológico. Hoy podemos operar con casi una absoluta seguridad", dice Betty.
A su lado, Romina Argañaraz, neurocirujana y jefa de Clínica del Servicio, asiente y agrega: "Esto impacta de forma directa en la calidad de atención de los pacientes. Ahora podemos visualizar mucho mejor el margen entre un tumor y un tejido normal, ver con nitidez los vasos chiquititos, las arterias, que son las que tienen la sangre adentro. Al reducir los sangrados inesperados, disminuyen las complicaciones durante y después de la operación".
A la charla también se suma Amparo Sáenz, residente de Neurocirugía en el hospital desde hace cuatro años. Oriunda de Trelew (Chubut) la joven arrancó sus prácticas con el antiguo microscopio y ahora es testigo de la innovación. "Esta es una oportunidad única. Uno se forma mejor cuando tiene equipos de primera línea", dice con una sonrisa.
Así funciona el microscopio
-¿Este es el primer microscopio de estas características que hay en Argentina?
Beatriz Mantese: En el sistema público, sí. Es de origen alemán y es el más moderno que existe en la actualidad. En Argentina y en el Garrahan estamos operando como si estuviéramos en un hospital privado de Estados Unidos o de Europa. La institución apostó a la calidad.
Carlos Kambourian: Incluso teniendo otras necesidades, hasta quizás más prioritarias -como agregar camas al hospital- nos pareció que el servicio neuroquirúrgico necesitaba este avance y hacia allá fuimos. Por supuesto, sin descuidar el resto de las demandas.
-¿Cuánto costó?
Carlos Kambourian: Esto se compró con el presupuesto nacional que tiene el hospital. Además del microscopio neuroquirúrgico Leica (modelo MS30DXH), también se adquirió un neuronavegador Brainlab (modelo 18506D) y un sistema de videoendoscopía digital con captura HD. La valuación de los tres equipamientos de alta tecnología para intervenciones quirúrgicas alcanza los $ 10.000.000.
-¿Operan más rápido?
Beatriz Mantese: No. Lo que esto nos permite es llegar a lugares más inaccesibles, ver mejor y así evitar errores.
Romina Argañaraz: Lo bueno es que el microscopio tiene tres visores. Entonces, mientras operás, tenés más ayudantes que ven lo mismo vos. Incluso la instrumentadora, los circulantes y hasta el anestesiólogo ven la intervención en un monitor HD y, en cuanto aparece un sangrado, pueden transferirle sangre al paciente sin que vos tengas que pedírselo. La mejora es en todo sentido.
Carlos Kambourian: Además, el microscopio no tiene insumos. Es decir, no requiere que se le cambie la lente u otras cuestiones. A largo plazo no va a generar gastos.
-La primera vez que lo usaron..
Romina Argañaraz: Mirábamos por el microscopio y no lo podíamos creer: era como estar en Disney (Risas). Cuando me tocó viajar a hacer cursos o rotar por otros servicios en el exterior y veía estos microscopios increíbles que están en Estados Unidos, pensaba que eran inaccesibles para un hospital público. Estamos como nenes con chiche nuevo: nos peleamos un poco para usarlo (Risas), pero la prioridad la tiene la patología. Ya hicimos veinte neurocirugías.
-¿Tuvieron que capacitarse para aprender a manejarlo?
Romina Argañaraz: Sí, todos. Desde los cirujanos hasta los instrumentadores (que son los que van a cuidar la limpieza) y los ingenieros del departamento de tecnología médica del Garrahan. Es clave que ellos sepan como cuidar los equipos: si los mueven mal o no los apagan debidamente pueden romperse.
-¿Y el microscopio anterior?
Beatriz Mantese: Ese lo tenemos desde el año 2000. Le hicimos un servicio técnico y queda como un segundo microscopio para cirugías menos complejas. Si bien el departamento de Neurocirugía es el lo que más lo requiere, también lo usan otros servicios como Oftalmología, Otorrinolaringología o Cirugía Plástica.
-Después de probar el HD, ¿quién va querer volver a usarlo?
Amparo Sáenz: Algunos hospitales, directamente, no tienen microscopio. Hay que ir variando entre uno y otro. Por ejemplo, otra de las adquisiciones fue un Neuronavegador: una especie de GPS que nos permite localizar rápidamente lesiones en el cerebro. Para no malacostumbrarnos, intentamos pensar dónde estaría el tumor sin recurrir a la tecnología y después lo corroboramos. Es un entrenamiento que hay que tener. Sobre todo si pensás volver a trabajar al interior del país, como yo.
En números
Sólo por mencionar algunos datos, el Hospital realiza cada año más de 600 mil consultas, 11 mil cirugías y egresa más de 26 mil chicos. Ubicado en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires, ocupa un área de 121 mil metros cuadrados. Dispone de 534 camas, de las cuales 137 son de terapia intensiva. En 30 años, el Hospital lleva realizados 2.246 trasplantes, 241.020 cirugías, atiende a más un tercio de los pacientes pediátricos con cáncer en el país y coordina el Programa Nacional de Telemedicina, una innovadora modalidad para el seguimiento de pacientes a través de plataformas telemédicas, con más de 220 oficinas de comunicación a distancia a lo largo y a lo ancho de la Argentina.
Leído en La Nación