jueves, diciembre 08, 2016

HospiMedica edición digital: aquí se encuentra su ejemplar gratuito.

Estimados suscriptores de Management en Salud.
Nos complace presentarle nuestra NUEVA edición digital de la revista HospiMedica en Español
Esta edición es más fácil de leer gracias al zoom que se activa con un solo clic, y está optimizada para su pantalla de computadora o iPad.
Para leer la última edición OPRIMA AQUÍ. 

miércoles, diciembre 07, 2016

Dr. WhatsApp: las consultas médicas invaden las redes.

Los pacientes envían mensajes en busca de respuestas urgentes
Para la pediatra Rosario Ceballos, las consultas irrelevantes por WhatsApp sobrecargan el sistema de salud. Foto: Soledad Aznarez
"Solo consultas, ¡no mande fotos! Por favor, no insista." La médica pediatra Luz Santana encontró una manera tajante de ponerle freno al dilema de muchos médicos en la era de las redes sociales y los mensajes instantáneos. Pide, en su estado de WhatsApp, que no le manden imágenes de sus hijos para solicitar un diagnóstico a distancia.
No es la única. Cada vez son más los médicos que dan instrucciones a sus pacientes sobre cómo abordarlos a la hora de la consulta. Las preguntas que reciben desde fuera del consultorio son cada vez más frecuentes y les llegan a los médicos desde distintos frentes: por WhatsApp, mensajes de texto y mails. Incluso están aquellos que los buscan por Facebook y Twitter. Y no siempre se trata de pacientes que viven lejos o no pueden acceder al consultorio.
¿Qué tienen en mente aquellos que contactan a los médicos a través de las redes? La rapidez, la inmediatez, la posibilidad de evitar ir a una guardia o, en todo caso, la ayuda para resolver si es necesario, o no, concurrir a una.
"Los médicos coinciden en que las comunicaciones instantáneas son una gran ayuda para ellos y los pacientes. De hecho, sirven para resolver cuestiones más básicas y descomprimir guardias y consultorios. Sin embargo, también hay abusos. Y hay doctores que se sienten acosados por los mensajes y las imágenes desagradables que les envían permanentemente.
Recientemente, la Asociación Americana de Medicina publicó una guía sobre el uso ético de las redes sociales en la profesión, en la que se advierte que los profesionales pueden sacar provecho de este medio para hacer difusión y prevención, pero que deben ser especialmente cuidadosos en el modo en que administran la relación con sus pacientes.
Romina Enriquez es pediatra y cuando se junta con sus colegas en algún bar cercano al hospital en el que trabaja, empieza la competencia. Cada uno saca su celular y muestra las imágenes más extremas que les mandaron las madres de sus pacientes en los últimos días: hay de todo. Una foto de un vómito y la imagen del pañal sucio.
"Incluso me han mandado mensajes de voz en los que intentan grabar la tos o la respiración agitada de sus hijos", relata Enriquez.
Claro que esa información no alcanza para hacer un diagnóstico. Y si bien es frecuente y necesaria la consulta temprana, la conversación no debería resultar en un intercambio de mensajes, sino en apenas un mensaje de ida y uno o dos de vuelta. Si con eso no alcanza, es decir, si una indicación sencilla no resuelve la duda, lo correcto sería que el paciente se traslade al consultorio o a una guardia.
Francisca Medina es la madre de Catalina, de 9 años, y de Enzo, de 4. "Lo primero que hice cuando cambié de pediatra fue preguntarle si respondía consultas por WhatsApp. A mí me da tranquilidad saber que si soy su paciente puedo contar con él. El pediatra anterior no aceptaba ese tipo de consultas, sólo urgencias, y eso implicaba tener que ir a una guardia o a su consultorio cada vez que se presentaba alguna situación", relata.
Una cuestión de tiempo
Lo que demanda Medina es accesibilidad y disponibilidad. Muchos médicos lo ofrecen, claro que eso implica encontrar el momento para hacerlo, que a veces es mientras están atendiendo a otros pacientes, o cuando están en su casa, o durante un viaje en subte. Y eso pude resultar invasivo.
"Para los médicos, las redes son una herramienta de gran utilidad, pero a la vez son un arma de doble filo", apunta Rosario Ceballos, pediatra del Instituto del Diagnóstico y del hospital Gutiérrez. "Yo contesto consultas por WhatsApp si son pacientes a los que conozco bien y, sobre todo, si la madre tiene buen criterio de alarma. Está bien que sea así. Las consultas irrelevantes sobrecargan el sistema de salud, preocupan a los padres y generan largas esperas en las guardias. Sirve para despejar un tipo de consulta simple. El paso siguiente es la consulta presencial. Porque no se puede hacer un diagnóstico sin un examen clínico", apunta.
También existe otro problema: que las consultas no tienen marco legal, sino que quedan completamente por fuera del sistema. No se registran en una historia clínica y tampoco se les pagan.
En el ambiente médico se comenta que algunos profesionales implementaron un sistema de cobro vía mail de las consultas a distancia, más bien con un objetivo disuasorio que económico.
La decisión la tomaron después de recibir consultas por medios electrónico o telefónicos. Según contaron, les envían a sus pacientes una factura con los honorarios que deberán abonar la próxima vez que concurran al consultorio. Es una manera de hacerles saber que su tiempo y su saber valen. Y que el médico está asumiendo una responsabilidad cada vez que da un diagnóstico o hace una indicación.
Lo que casi nadie hace, en cambio, es dejar asentado esa atención en una historia clínica. Es decir, que las consultas electrónicas no se incorporan a la ficha médica del paciente.
Consultas por videollamadas
Desde hace tres semanas, la empresa de medicina privada, Omint lanzó un programa que le permite a sus afiliados acceder a consultas médicas desde un celular o una computadora. Mediante una videollamada, el paciente se conecta con una suerte de "guardia virtual", entre los que puede elegir un médico por especialidad y tipo de diagnóstico, que esté conectado en ese momento y enviarle su consulta.
"Esta herramienta viene a atender una demanda de la sociedad, que vive contactada y resuelve muchas cuestiones desde su celular. Viene a pasar en limpio una práctica que es habitual, que es la consulta virtual con los médicos de referencia, aunque ese tipo de consultas quedan fuera de la formalidad", explica Jimena Piastrella, jefa de programas especiales de Omint.
Sin embargo, esta primera instancia del sistema sólo prevé la consulta con médicos que estén conectados en ese momento, según las distintas especialidades, y que hayan dispuesto de una determinada cantidad de horas para antender consultas virtuales.
Tal es el caso de Cecilia Vallese, médica de Familia, que se atiende consultas virtuales y dice que las más frecuentes son refríos, cefaleas, o cuestiones de piel. "La pregunta es cómo debería actuar frente a esos síntomas. Si la consulta se resuelve con una indicación simple, o con una medicación de venta libre, el paciente no tiene necesidad de concurrir a una guardia. Si los síntomas persisten o si es una consulta más compleja, se le indica que concurra a un centro médico", explica.
El sistema no prevé, por ahora, la posibilidad de hacer una videoconsulta con los médicos de cabecera de cada paciente.
En los Estados Unidos, este tipo de consultas médicas por video son mucho más frecuentes y han tenido un gran crecimiento: la Asociación Norteamericana de Telemedicina dice que el año último más de 15 millones de personas usaron alguna clase de medicina remota y que en este año, la demanda creció un 30%. La principal razón, allí, son los costos: las consultas a distancia generan menores gastos y resultan más accesibles.
En el país hay otros sistemas de consulta médica remota, desde aplicaciones o en la web. Desde hace tres meses, la firma MyDDoc ofrece una aplicación de "mensajería médica paga" a las clínicas y sanatorios, que es una suerte de chat médico que permite canalizar las consultas digitales de los pacientes. Y ya hay cuatro clínicas porteñas que ofrecen atención vía chat médico y consulta a distancia con médicos del servicio.
Qué dicen los padres y los médicos
·         Florencia Pulla
35 años, periodista
"A mi odontólogo le hago preguntas todo el tiempo. Para los hipocondríacos es un poco un placer, pero se vuelve medio obsesivo. Una vez le mandé un mensaje con una inquietud desde Turquía"
·         Ana Guzmán
40 años, diseñadora
"Tengo dos médicos de referencia, un pediatra y un clínico. Les pregunto para que me digan si es para salir corriendo a la guardia o si voy en un rato, y para que me orienten en temas de a qué especialista ir por algo"
·         Hernán Souza
42 años, pediatra
"Me hacen consultas por WhatsApp. Si son mis pacientes, les contesto. Pero sé por otros pacientes que algunos se cambian de pediatra si no les contestan rápido los mensajes o si se desconectan los feriados"

 Leído en diario La Nación

martes, diciembre 06, 2016

Algoritmos y sistemas de localización mejoran la gestión y atención sanitaria.

Investigadores de la UPV y la empresa Mysphera colaboran exitosamente en una experiencia de transferencia tecnológica que será presentada en el Global ImasT
Investigadores de la UPV y la empresa Mysphera han desarrollado nuevas técnicas que, entre otras ventajas, permiten recomendar al profesional sanitario la mejor decisión para un paciente y maximizar la ocupación de los quirófanos. También colaboran en un sistema de localización en interiores aplicado en hospitales que contribuye a mejorar la gestión de los pacientes.
Mejorar la gestión y atención sanitaria con la aplicación de avanzadas herramientas tecnológicas es el objetivo fundamental de la colaboración que mantienen investigadores de la Universitat Politécnica de Valéncia, pertenecientes a los institutos ITACA e iTEAM, y la empresa valenciana Mysphera. Este será uno de los casos de éxito de transferencia UPV-empresa que se presentarán el próximo 23 de noviembre en Global ImasT en la Universitat Politécnica de Valéncia.
Desde el grupo SABIEN-ITACA de la UOV trabajan en el desarrollo de nuevas herramientas para la visualización gráfica de datos de trazabilidad para hospitales. Implementadas por la empresa valenciana, permiten detectar los cuellos de botella de los diferentes departamentos (urgencias, bloque quirúrgico, etc.) así como analizar los distintos flujos de trabajo en el hospital y la eficiencia de los mismos, para así tomar medidas correctivas para mejorar la gestión y la atención sanitaria.
El trabajo de los investigadores de la UPV se centra principalmente en adaptar técnicas de representación de flujos de trabajo de manera gráfica, y tratamiento de la información masiva (big data) mediante técnicas de minería de procesos y reconocimiento de patrones.
“Con estas técnicas se puede recomendar al profesional sanitario la mejor decisión para un paciente con un determinado perfil, se puede maximizar la ocupación de los quirófanos, se reduce el material perdido o se detectan situaciones anómalas de las cuales nadie se había percatado previamente”, destaca Vicente Traver, director del grupo SABIEN-ITACA de la Universitat Politécnica de Valéncia.
 
Sistema de localización en hospitales
Por lo que respecta a la colaboración con el iTEAM de la UPV, sus investigadores aportan conocimiento para mejorar la precisión del sistema de localización en interiores de MYSPHERA aplicado al entorno sanitario, mediante nuevos diseños de antenas directivas en las bandas de wifi y bluetooth aplicados a las estaciones base, y desarrollo de antenas compactas con polarización circular para las pulseras activas de identificación de los pacientes.  “Las antenas de las estaciones base permitirán determinar con gran precisión la posición del usuario en recintos interiores donde no funcionan correctamente los sistemas GPS”, destaca Miguel Ferrando, investigador del iTEAM de la Universitat Politécnica de Valéncia.
“La misión de MYSPHERA es proveer a los profesionales de los hospitales con herramientas para visualizar sus procesos en tiempo real y mejorar con ello la seguridad de los pacientes, la eficiencia en los procesos y la gestión de los recursos del centro, así como proveer de información a los familiares de los distintos estados del paciente durante el proceso asistencial”, apunta Salvador Vera, CEO de MYSPHERA.
La clave para ofrecer estos servicios está en su sistema de localización en tiempo real (RTLS) que proporciona identificación, localización y trazabilidad de pacientes y activos  y que mediante la integración con otros sistemas de información de hospital es capaz de actualizar la información del estado de los pacientes de manera automática. 
“Las personas y activos a localizar llevan un tag (pulsera o etiqueta) de identificación, cada tag emite señales de identificación que son recibidas por la red de balizas (beacons), éstas retransmiten dicha señal al servidor de localización, donde se procesa la información para determinar la localización de cada uno de los tags y así poder localizar en tiempo real a la persona y/o activo que lo lleva”, añade Vera. 
El sistema también permite mediante la conexión Bluetooth LE de Smartphones y Tabletas de última generación la identificación cercana de las personas y/o activos.

Leído en Tendencias 21

lunes, diciembre 05, 2016

Especialistas nacionales e internacionales debatirán sobre la problemática de la Medicina Genómica actual.


 
El miércoles 7 de diciembre, se realizará, en las oficinas del Instituto Nacional del Cáncer (INC), el Workshop Internacional “Seguridad, privacidad, ética y regulación de la medicina genómica actual”, organizado por el Instituto Nacional del Cáncer, del Ministerio de Salud de la Nación, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCYT), Ministerio de Justicia de la Nación y la Universidad de Edimburgo. El objetivo de la jornada será identificar los problemas emergentes de la medicina genómica actual relacionados con la seguridad, privacidad y producción y uso de la información genética tanto en investigación como en prácticas asistenciales. Además, se trabajará sobre las especificidades del Consentimiento Informado de los pacientes en el ámbito de la genómica.
De la jornada participará un experto internacional en el tema, el Prof. Graeme Laurie de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido. Además, estarán presentes especialistas en el tema del ámbito local: la Dra. Fabiana Arzuaga y la Dra. Andrea Llera por MINCYT, la Dra. Ana Palmero por el Ministerio de Salud, Dr. Eduardo Bertoni, por el Ministerio de Justicia de La Nación, y la Dra. Lina Nuñez por el INC.
La generación de datos genómicos utilizados para el diagnóstico, pronóstico y seguimiento terapéutico en cáncer requiere de un correcto conocimiento de las consecuencias legales y éticas que el manejo de esta información posee. Gracias a las nuevas tecnologías disponibles y a la facilidad con la que se pueden generar datos de secuencia completa de genes, los laboratorios de análisis diagnóstico y patológico se han convertido en fuentes de nuevo conocimiento: es decir, pueden generar información desconocida, antes restringida al trabajo en laboratorios de investigación clínica.
El paradigma de “descubrimiento” de nuevas variantes genéticas de las cuales se desconoce su significado clínico se suma a los desafíos del correcto análisis y almacenamiento de la enorme cantidad de datos generados.
Más aún, en la actualidad es común ver que la exploración de variantes genéticas se haga a nivel del genoma completo, dada la viabilidad económica de estas determinaciones. Esto hace que se genere información genética no relacionada con el objetivo inicial del análisis que, en muchos casos, sólo agrega nuevas incertidumbres sobre la condición genética del individuo en cuestión y su impacto sobre la salud y la de sus familiares. En este último aspecto, cualquier información genética codificada en línea germinal tiene potencial impacto en los familiares, y aquí aparece otra complejidad ética: cómo garantizar el derecho a saber o no saber del individuo afectado sin afectar los derechos de los familiares.
Por otra parte, el potencial identificatorio de la información genética vuelve esencial la protección adecuada de la privacidad del dato genómico y las responsabilidades al momento de compartirlos.
CRONOGRAMA
Módulo I (14:00-16:00)
14:00 – 14:45
·         Palabras de bienvenida. Autoridades – INC
·         Problemática de la genómica desde la perspectiva médico-asistencial y de la investigación – Dra. Lina Nuñez (INC).
·         Problemática de la genómica desde la perspectiva legal-regulatoria– Dra. Fabiana Arzuaga (MINCYT).
14:45 – 16:00
·         Seguridad, privacidad, ética y normativas en la investigación y diagnóstico asistencial de la medicina genómica. Perspectiva internacional. - Dr. Graeme Laurie –Universidad de Edimburgo.
 
Módulo II (16:15 – 18:30)
16:15 – 17
·         Visiones de los organismos nacionales relacionados con la temática:
o    Ministerio de Salud de La Nación – Dra. Ana Palmero.
o    Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva – Dra. Andrea Llera.
o    Ministerio de Justicia de La Nación – Dr. Eduardo Bertoni.
17:00 – 18:15
·         Debate y lineamientos de consenso. Moderador: Dra. Lina Núñez.
18:15 -18:30
·         Conclusiones - Dra. Andrea Llera y Dra. Fabiana Arzuaga.
 
 
Comunicación 
Instituto Nacional del Cáncer
Ministerio de Salud de la Nación
(+5411) 6203 9063 INT 211

domingo, diciembre 04, 2016

El uso masivo de datos de la vida real convertirá la medicina poblacional en personalizada.

 El secretario general de Sanidad y Consumo (MSSSI), doctor José Javier Castrodeza (Izda), junto a Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche.
El Instituto Roche se rodeó de expertos en sanidad, TICs y diversas especialidades médicas este martes, 29 de noviembre, para analizar el papel que jugarán disciplinas como el Real World Data (RWD), el Real World Evidence (RWE) y el Big Data en el alumbramiento efectivo de una medicina realmente personalizada.
Como conductor de la tercera jornada sobre el Sistema Sanitario y la creación de valor, Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche, felicitó a los hombres y mujeres que consiguen cada día que el SNS eleve progresivamente sus estándares de calidad. En cuanto al objeto del encuentro, Plaza estimó que las nuevas estrategias de Real World Data (RWD), o datos generados por la vida real de los pacientes, deben nutrirse de los 900 millones de recetas que se extienden anualmente en España, junto a la información que pueden aportar los centenares de millones de consultas que también se realizan cada 12 meses en los servicios de Atención Primaria y Especialidades médicas. Por ello, el directivo de Roche aseguró que no basta con vivir en la Sociedad de la Información, sino que hay que hacerla cada día más Inteligente.
A continuación de la inauguración de la jornada, el doctor Ignacio Hernández Medrano, neurólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, relató su paso por la Universidad de la Singularidad de Silicon Valley (California, EEUU). Durante su estancia, pergeñó el proyecto Savana, destinado entre otras cosas a incorporar el lenguaje verbal en las historias clínicas, mediante la conversión de la Sanidad en Inteligencia Artificial. De igual forma, allí también resultó ganador del Global Impact Competition 2014 de la Singularity University.
Durante su conferencia inaugural que dictó, Hernández Medrano también aseguró que la salud es la actividad humana que, con diferencia, genera más datos que todas las demás, como parte de la información total que se sube cada año a internet: 8.000 exabytes. Por eso, el neurólogo situó la búsqueda de la excelencia en el sector salud, a través de Real World Data(RWD), Real World Evidence y Big Data. Respecto a estos conceptos, todavía bastante novedosos para los miembros del sector sanitario, el conferenciante aclaró que los Real World Data (RWD), son datos extraídos de la vida real de las personas y la práctica clínica de los profesionale sanitarios, que, a través de las Real World Analytics, pasan a ser Real World Evidence (RWE) que resultan muy válidos para que las compañías farmacéuticas puedan seguir innovando en nuevas posibilidades terapéuticas. En relación al Big Data, el neurólogo detectó que hasta ahora hay cierto miedo atávico en la población a que se haga un mal uso de los datos personales de los pacientes, sin saber que esa estratégia utiliza los datos agregados y sin referencias personales. Un miedo que el ponente aproximó al que despertaron los primeros impresores con el libro.
En un plano más futurista, aunque no muy lejano, el neurólogo estimó que la secuenciación masiva del genoma de cada vez más ciudadanos, permitirá el tránsito de la medicina poblacional a la personalizada. De esta forma, aseguró, llegará un día en que los ensayos clínicos, tal como se conocen hoy, dejarán de ser necesarios. Una realidad del futuro que dará continuidad a la realidad del presente, que permite, entre otras cosas, comprar alimentos y cremas hidratantes, según el genótipo del consumidor.
La Oncología también estuvo muy bien representada en la jornada, a partir de la participación del doctor Ramón Colomer, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario La Princesa de Madrid. Según su opinión, los ensayos clínicos y registros poblacionales de pacientes siguen siendo imprescindibles en su especialidad, aunque los datos aportados por la evidencia real (RWD) generan una mayor productividad clínica. Por otro lado, Colomer trazó algunos apuntes sobre investigaciones recientemente realizadas en cáncer de mama HER2+. En esa defensa de los registros poblacionales también se alineó la líder de RWE para Europa de Roche, Monika Szkultecka-Debek, quien encontró estas herramientas muy útiles para la toma de decisiones en ecosistemas sanitarios.
Por parte del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Laura Oliveira Santamaría describió las autorizaciones que concede la EMA, Agencia Europea del Medicamento, reparando especialmente en las autorizaciones condicionales, aceleradas o como respuesta a circunstancias especiales; además de los servicios de asesoramiento técnico de la EMA. Complementariamente, el director de estudios de Farmaindustria, Pedro Luis Sánchez, afirmó que cada vez se usarán más los acuerdos de gestión de acceso a medicamentos.
Avanzando en la jornada, el principal de Real World Insights de QuintilesIMS España, Pablo Rebollo, expuso el caso de Italia, cuya agencia de medicamentos AIFA ha logrado dotar al país de un sistema de acceso, financiación y reembolso de medicamentos mucho más homogéneo que el español. Complementaron la visión del país italiano, responsables autonómicos de Islas Baleares, Castilla y León, Murcia y Galicia. Una representación institucional a cuyo frente estuvo el reelegido secretario general de Sanidad y Consumo, José Javier Castrodeza, quien repasó algunos temas como el éxito de los tratamientos para la Hepatitis C.

Leído en IMM Medico Hospitalario.

miércoles, noviembre 30, 2016

Crean en la Argentina una biompresora que podría usarse para hacer piel

La bioimpresora podría imprimir parches de regeneración de piel a medida para aplicar sobre una herida; también se puede usar para probar nuevos materiales y medicamentos

Una impresora capaz de fabricar piel y tejidos humanos parece un objeto salido de la serie Black Mirror. Sin embargo, las bioimpresoras no solo traspasaron el mundo de la ficción, sino que en la Argentina una empresa se dedica a fabricarlas. Se trata de Life SI, fundada por Aden Díaz Nocera y Gastón Galanternik.
La impresora, bautizada 3-Donor, fue uno de los proyectos ganadores en la categoría Equipamiento Médico de la última edición de los premios Innovar, el concurso realizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCYT). Además de ser la primera de fabricación nacional, la innovación de la impresora radica en que puede ser adaptada a las necesidades del cliente, ya sea para un material en particular o para usarla como plataforma de prueba de diferentes materiales.
"Es una tecnología que no existía en el país. Si bien se habían adaptado impresoras 3D para algunos tipos de materiales biológicos, a nivel comercial no hay equipos creados para bioimpresión ni con software específico para ese objetivo. Ni siquiera hay registros de que se estén usando equipos importados de este tipo", le dijo a TSS Galanternik, licenciado en Tecnología de Alimentos y especialista en biotecnología.
La idea surgió de su socio Díaz Nocera, quien estuvo a cargo del desarrollo del hardware y software, mientras que Galanternik se sumó más tarde para potenciar la gestión del emprendimiento. "Buscamos dar una solución integral. Trabajamos con laboratorios que ya vienen investigando en algunas líneas relacionadas con lo que hacemos y nosotros adaptamos la impresora a los requerimientos, en vez de que ellos tengan que adaptarse al dispositivo, como pasaría con un equipo importado", indica Galanternik.
Tras dos años de prueba en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la primera bioimpresora fabricada por Life SI fue instalada en la Universidad Nacional de San Martín (Unsam). Allí, el equipo es utilizado para la impresión de materiales en el laboratorio de la investigadora Élida Hermida, a cargo del proyecto Biomatter, que trabaja en el desarrollo de un kit para la regeneración de piel en casos de quemaduras. Actualmente, estos casos se tratan con parches de colágeno que requieren muchas intervenciones. En cambio, la bioimpresora permitirá fabricar parches que se adapten en forma más precisa a la lesión, acelerando el tratamiento. Además, hay otra bioimpresora en uso en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la Unsam.
La tecnología de bioimpresión combina los conocimientos de diversas áreas, como robótica, informática, biología y medicina. Las bioimpresoras permiten fabricar estructuras tridimensionales con material biológico a partir de un diseño computacional. El objetivo a largo plazo es fabricar órganos biológicos funcionales, pero esto es algo que todavía está en etapa experimental a nivel mundial.
Díaz Nocera y Gastón Galanternik realizaron varios prototipos, de manera de ir optimizando el producto a partir de la retroalimentación con los usuarios. El último es el dispositivo presentado a Innovar, de unos 50 por 60 centímetros. Además de adecuar el software, Life SI también ofrece adaptar diversas características del equipo a las necesidades del cliente. Por ejemplo, que tenga dos cabezales en vez de uno, o que la temperatura se pueda regular de una determinada manera.
"Funciona de manera similar a una impresora 3D pero, en vez de trabajar con plástico, utiliza un gel que se deposita a través de una jeringa. Hicimos que el equipo fuera lo suficientemente versátil como para que pudiese funcionar con cualquier hidrogel", explica Galanternik. Los principales biomateriales usados hasta el momento son colágeno, alginato y ácido hialurónico, que permiten darle estructura a los tejidos celulares.
Además, están probando con una mezcla de ácido hialurónico e hidroxiopatita, una fórmula que promueve la regeneración ósea. "Queremos aplicar la bioimpresora a la regeneración de articulaciones. A futuro, también nos gustaría poder generar un órgano más complejo, pero eso es algo para lo que todavía faltan muchos avances en investigación", dice el especialista. "Otra aplicación en la que estamos trabajando con la UNC es el desarrollo de medicamentos funcionales que, en vez de ser simples cápsulas, tengan una forma que los haga funcionales para ser absorbidos más rápido o más lento, según lo que se precise".
Si bien hoy trabajan con laboratorios de investigación de universidades y con algunos privados, a futuro apuntan a hacerlo además con instituciones médicas. "Estamos modificando el diseño para hacerlo más chico y de fácil traslado. También estamos buscando la forma de fabricarlo a escala industrial porque hasta ahora venimos fabricando equipo por equipo", finaliza Galanternik.

Webinar: Manejo de heparinas e insulinas


Webinar: Manejo de heparinas e insulinas

Se denominan “medicamentos de alto riesgo” a aquellos que tienen un riesgo muy elevado de causar daños graves e incluso mortales cuando se produce un error en el curso de su utilización. Esta definición no indica que los errores asociados a estos medicamentos sean más frecuentes, sino que en caso de producirse un error, las consecuencias para los pacientes suelen ser más graves. Entre estos agentes se encuentran las heparina e insulinas.
Los invitamos al tercer y último Webinar del año, disponible sólo a los usuarios registrados del Foro Colaborativo, a realizarse el Viernes 02 de Diciembre a las 15:00 hrs Argentina, Uruguay. Chile / 13:00hrs Perú, Colombia. 
El evento será sin costo.
El mismo será dictado por la Farmacéutica Lic Daniela García.
Para ingresar al webinar, haga clic aquí.
NO SE NECESITA USUARIO/CONTRASEÑA PARA LA SESIÓN.
Daniela García es Farmacéutica graduada de la UBA, actualmente se desempeña como Jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Carlos G. Durand. Es además Profesora Adjunta de las Cátedras de Farmacia Hospitalaria y Clínica y Control, Regulación y Utilización de Medicamentos en la Universidad de Belgrano, y Coordinadora de la Red Argentina de Monitoreo de Seguridad en el Uso de los Medicamentos y del Blog de la Asociación Argentina de Farmacéuticos de Hospital (AAFH), entre otras.

martes, noviembre 29, 2016

El Gobierno argentino presentó el Programa Nacional de Telesalud Pediátrica.

El presidente Mauricio Macri encabezó la puesta en marcha de un plan de asistencia médica en línea para niños y adolescentes.
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, lanzó ayer desde elHospital Garrahan el Programa Nacional de Telesalud Pediátrica que a través de una plataforma on line facilitará la atención médica a distancia de niños y adolescentes a través de un sistema de consultas con centros especializados.
Para el lanzamiento, el Presidente se comunicó por medio de una videoconferencia con el hospital Salvador Mazza, ubicado en Tilcara, Jujuy, donde habló con Agustín de 17 años quien a través de este programa es tratado por una afección renal en su provincia sin necesidad de tener que viajar a Buenos Aires. 
El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, explicó que este programa cumple con tres de las políticas de Estado proyectadas: “Una es la Cobertura Universal de Salud porque va a servir para la atención directa de los niños de todos país. Hoy empezamos con Jujuy, vamos a tener pronto tres provincias más y después todas”.
Las otras políticas que mencionó Lemus es “el aseguramiento de la calidad porque este sistema permite la educación continua de los médicos y otros profesionales de la salud” y finalmente, “las tecnologías de información y comunicación en salud, que van a permitir lograr equidad y calidad en la atención en todo el país ahora en los niños y más adelante al resto de la población”.
Por su parte, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, destacó “el trabajo hecho con el Ministerio de Salud de la Nación y con el Garrahan con el objetivo de que se beneficie la gente, que los pacientes no tengan la necesidad de recorrer miles de kilómetros para ir hacia los centros de mayor especialización”.
Ibarra adelantó que luego de la interconexión en Jujuy “en los primeros meses del año que viene vamos a llegar a Salta, Tucumán y Santiago del Estero”. 
Finalmente, la presidenta del Consejo de Administración en Hospital Garrahan, Graciela Reybaud, indicó que “podemos hacer diagnóstico y tratamiento con todas estas consultas. Si es necesario en algún momento, será necesario venir al hospital, pero mientras se puede atender en su lugar sin separarse de su familia ni faltar a la escuela”. El Hospital Garrahan actúa como centro coordinador del plan.
A través de la plataforma conectada a las redes de Internet, los hospitales podrán gestionar consultas, transferir estudios y administrar calendarios en el marco de una iniciativa que se plantea como meta inicial llegar en los primeros meses de 2017 a una población potencial de casi dos millones de chicos. 
El programa fue diseñado por un equipo de más de 80 profesionales de los Ministerios de Salud y de Modernización, el Hospital Garrahan y la empresa estatal de soluciones satelitales ARSAT.
La tarea conjunta permitió sistematizar los procesos de asistencia sanitaria a distancia, crear diferentes niveles telemédicos para categorizar los establecimientos de salud y organizar la red nacional interhospitalaria.
Respecto de la plataforma online, su desarrollo permitirá realizar consultas a distancia asincrónicas -diferidas en el tiempo-  con plazos de hasta 72 horas para dar respuesta, y sincrónicas, en tiempo real. Para ello se establecieron estándares internacionales de ciberseguridad y de respeto al derecho de confidencialidad y privacidad de los pacientes.
La plataforma, además, integrará los equipos de videoconferencia existentes con los nuevos, coordinará los calendarios y agendas de los consultorios virtuales y posibilitará que la consulta esté permanentemente disponible para todos los actores intervinientes.

Leído en Proyecto Salud